Contenidos

Noticia

El impresionante rescate de la niña de 5 años colgando de un balcón de un octavo piso

Según distintas informaciones, la madre -separada con nueve hijos- se fue a la calle en compañia de sus otros ocho hijos pequeños. Se da la circunstancia de que dejó a la otra niña sola en el piso tras cerrar la puerta con llave. Todo indica que la pequeña de cinco años se asustó y pretendía salir en busca de su familia apoyándose en el zócalo del balcón del piso.

Una nueva heroicidad de los bomberos de Málaga y una más que segura vida salvada gracias a ellos. Y de nuevo una repetición del riesgo que implica trabajar con medios inadecuados, desfasados o escasos. En esta ocasión ha ocurrido en la la zona de Carretera de Cádiz. Allí, colgada de un octavo piso, los bomberos pudieron finalmente rescatar en el último momento a una niña de cinco años casi a punto de caer al vacío.

Según distintas informaciones, la madre -separada con nueve hijos- se fue a la calle en compañia de sus otros ocho hijos pequeños. Se da la circunstancia de que dejó a la otra niña sola en el piso tras cerrar la puerta con llave. Todo indica que la pequeña de cinco años se asustó y pretendía salir en busca de su familia apoyándose en el zócalo del balcón del piso.

A partir de ese momento las escenas que acontecieron fueron de gran riesgo y tensión como corroboran las imágenes del vídeo que mostramos. Los bomberos, con una rapidez inmensa, desplegaron una escalera de 30 metros de altura y lograron colocar a la niña dentro de la cesta.

Es manifiesto en el vídeo el efecto látigo o pandeo de la escalera debido a que se trabajaba en los últimos metros de su extensión. Una operación que pudo no tener un final feliz y que incluso llegó a hacer cundir entre los propios bomberos la sensación de que el rescate podría terminar en letal fracaso.

Y es que de llegar a ser una planta más alta la evacuación habría sido imposible al estar deteriorada la escala de 42 metros desde hace 3 años. Hace seis meses que se anunció que se iba a areparar sin que, a fecha de hoy, se haya producido sino que por ell contrario este elemento fundamental del Parque de Bomberos ha sufrido más deterioro. 

Los bomberos malagueños han denunciado en distintas ocasiones que la corrosión ha deteriorado al vehículo que usaron en esta acción. Un elemento para la seguridad de los malagueños y que tuvo un coste de más de un millón de euros. Un vehículo necesario y fundamental en una ciudad como Málaga  que cuenta con más de 1.100 edificios con una altura superior a ocho plantas.