Contenidos

Noticia

Las cuentas de la esperanza

La pregunta está en la calle: ¿se salvará el Málaga de bajar a segunda división? Por poder, por supuesto. Es más, debe ser así. Al termino de once jornadas, el equipo blanquiazul es colista con cuatro puntos de treinta y tres posibles y a cuatro también de los puestos de la permanencia. Y quedan para ser exactos, unas veintisiete jornadas de liga, es decir, otros ochenta y un puntos. Con estos datos, no habría lugar para la urgencia, pero esto tampoco sería un análisis real

La realidad es que el Málaga tiene muchos problemas para ganar y de todas esos encuentros, en muchos, se va a dar por perdido al equipo antes mismo de que empiece el juego. ¿Cómo se invierte esta situación? Sumando puntos, y si puede ser, de tres en tres, e ir fijándose objetivos semana a semana. El primero tiene que ser ganar al Deportivo en la próxima cita liguera. ¿El segundo? Pues llegar al mercado invernal lo suficientemente vivo como para reforzar al equipo y hacer una buena segunda vuelta.
 
¿Qué significa llegar vivo al mercado invernal? Hacer una buena recta final de la primera vuelta. Y ahí es cuando nos ponemos más pesimistas. El calendario es crucial y el Málaga tendrá que reaccionar ya para poder "llegar vivo", "con opciones" de permanencia, o lo que es lo mismo, que los rivales en la misma lucha se escapen. Dicho esto, el Málaga se juega ocho finales de aquí a enero.

Por un lado, y en rojo están: El Deportivo, Levante, Betis y Espanyol en La Rosaleda. Cuestión de estado ganar esos partidos. Y fuera de casa: Real Madrid, Real Sociedad, Alavés y Getafe. Los dos últimos, también marcados como muy importantes de sumar puntos. Solo con esto, el Málaga podría acabar con una suma de puntos suficiente para evitar el descenso. Los blanquiazules se quedan sin tiempo. El objetivo, ‘llegar vivos’ al final de la primera vuelta