Contenidos

Noticia

Manzana Verde, un proyecto piloto para el concepto de ecobarrio

Manzana Verde, un proyecto piloto para el concepto de ecobarrio

Los autores de este compendio de ideas, Pedro Marín, director del Observatorio de Medio Ambiente Urbano y arquitecto colaborador del proyecto, José María Morente, han participado, igualmente, en dicha presentación.

La Manzana Verde es un proyecto vinculado al programa europeo Catmed que lidera el Ayuntamiento de Málaga en compañía de otras ciudades europeas como Barcelona, Sevilla, Génova, Turín, Roma, Marsella, Atenas o Tesalónica.

Se trata de un proyecto piloto de edificación que puede servir como base de buenas prácticas como ejemplo de planeamiento urbanístico, al tiempo que contribuye al objetivo de la Agenda Urbana de la neutralidad en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

El libro, que está disponible en formato pdf en la página web del OMAU, recoge desde las primeras ideas que configuraron el Plan Especial aprobado en 2015, el sistema de indicadores de sostenibilidad que lo desarrolla así como el concurso de arquitectura y espacio público que se realizó el pasado año 2017 al cual se presentaron cerca de un centenar de propuestas.

La Manzana Verde se configura como un nuevo tipo de planeamiento urbanístico estrechamente vinculado a la Agenda Urbana y los esquemas integrados de sostenibilidad que acompañan los proyectos innovadores de comienzos del siglo XXI.

Así, han recordado que configurada como un polígono de cerca de 90.000 metros cuadrados, donde el tráfico viario ordinario es periférico al modo de las supermanzanas --la primera en Málaga fue la almendra de la Ciudad Antigua--, la Manzana Verde renueva el vínculo con la ciudad clásica mediterránea, compacta en la edificación, compleja en la mezcla de usos, y de proximidad a los servicios básicos ciudadanos, incorporando sistemas de ahorro y eficiencia en los recursos naturales, energía, agua o residuos, e integrando la sociedad de la información a través de los criterios de la Smart City.

Como ecobarrio, la Manzana Verde utilizará criterios de certificación ecológica en el tratamiento de los materiales y residuos que originen los movimientos de tierra, la urbanización de los terrenos y la edificación, vinculándolos a la generación de una economía circular.
 

Fases del proyecto


Por otro lado, han recordado que la primera fase del proyecto se desarrollará en los actuales terrenos de los Servicios Operativos, y en donde se prevé la construcción de un tercio, aproximadamente, de las 980 viviendas de VPO y libres que contiene la Manzana Verde, cuya posterior segunda fase se llevará a cabo en el suelo ocupado actualmente por la Empresa Municipal de Transporte.

Durante 2018 está previsto desarrollar los proyectos básicos de los cinco proyectos ganadores en el concurso de arquitectura, cuya ejecución será vinculante para los promotores que ganen el concurso público de edificación previsto para enero de 2019.

La gestión del proyecto es de tipo mixto, donde el Ayuntamiento de Málaga responsable de la coordinación, la ordenación de volúmenes, el diseño de los proyectos de edificación y ordenación y urbanización del ámbito de la Manzana Verde, cuyos costes repercute posteriormente en los adjudicatarios del concurso de obras de edificación.
 

Encuentro internacional 



Por otro lado, tras la presentación del libro, De la Torre ha presentado el Encuentro Internacional sobre Cambio Climático que tendrá lugar en la ciudad los próximo 31 de mayo y 1 de junio, un evento organizado por el OMAU que reunirá a los mejores expertos en la materia.

Se trata de un encuentro que pretende mostrar las diferentes prácticas que se están siguiendo algunas ciudades europeas para abordar el cambio climático desde la configuración de la ciudad y el territorio, la movilidad, el metabolismo urbano , la biodiversidad, la resilencia y la educación ambiental. Lo que supone una buena oportunidad para conocer y debatir sobre enfoques que se están desarrollando para limitar las consecuencias del calentamiento global.

Los planes del clima son objetivos prioritarios de los ayuntamientos vinculados al Pacto de Alcaldes, que desarrollan una Agenda Urbana y que están vinculados a la COP 21 y los posteriores encuentros que tiene por objetivo disminuir los efectos de la emisiones de gases de efecto invernadero.
Participan como ponentes del encuentro representantes de Essen, Barcelona, Genova, Estocolmo, Sevilla, Bristol, Valencia, la Junta de Andalucía, el gobierno de las Islas Baleares, asi como de Málaga, junto con organizaciones como Conama, Cities C40, Eurocities y la Fundación renovables.