Contenidos

Noticia

La vuelta al origen

La vuelta al origen

El propietario del Málaga CF asesorado por su consejo consultivo considera vital en estos momentos recuperar la figura de un entrenador-manager para liderar y pilotar la parcela deportiva en Segunda División. Muñiz, el técnico al que despidió Al-Thani con su llegada Málaga, es el hombre que al menos hoy quiere cerrar la entidad malagueña para estas funciones totales. El plan de momento se ha activado y la negociación por el asturiano ya está en marcha.   

El asturiano ya escucha la nueva hoja de ruta que se le va a hacer llegar mientras Mario Husillos que se ha dejado ver estos días por el entrenamiento por el Ciudad de Málaga se marchará, eso sí una vez acuerden su desvinculación contractual porque no va a dimitir, y dejará de ser el responsable de la parcela deportiva al sentirse desautorizado por el presidente.

El propio Al Thani ha informado a su cónclave más directo, los consejeros consultivos -Martín Aguilar, Ben Barek y Antonio Benítez- que sondearan al asturiano, al que conocen de sobra, para intentar explicar que esta opción no es un farol y firme de nuevo con el Málaga.  De momento la negociación se vuelve a recuperar en una posición inicial pero la predisposición del asturiano hace pensar que Múñiz, a través de su agente, debe cristalizar el acuerdo con el abogado y director general en la sombra del club, Joaquín Jofre puesto que el requisito que exigía hace meses, el de ser mánager y entrenador, ahora sí está sobre la mesa. No hay que olvidar tampoco que el preparador a día de hoy mantiene ofertas sobre la mesa de otros equipos. 

Es ahí donde habrá que ver el margen de maniobra que tiene el club malagueño y que proyecto deportivo se le puede ofrecer. Muñiz reconocía que disponía de más ofertas para volver a entrenar pero la opción de Málaga siempre ha sido una de las preferidas por el conocimiento de la casa y la ciudad.

No hay que olvidar que esta fórmula no trajo buenos resultados en la primera temporada de Al-Thani como propietario del Málaga. En ese momento se optó por la figura de Jesualdo Ferreira, el técnico portugués con amplio palmarés en su país, fue a la postre un fracaso. Ferreira se enrocó en un sistema inamovible 1-4-3-3 así como la llegada de jugadores con escaso nivel como Galatto dejaron tocado al club de Martiricos que pudo enderezar el rumbo tras su destitución y la llegada de Manuel Pellegrini en la parcela como técnico y la incorporación de Antonio Fernández como máximo responsable de la dirección deportiva