Antequera intensifica limpieza y desinfección en vías públicas

Antequera intensifica limpieza y desinfección en vías públicas

Para la limpieza y desinfección de las pedanías se cuenta con la colaboración voluntaria de Asaja y de otros agricultores que aportan tractores y otras herramientas

El teniente de alcalde delegado de Antequera de la empresa municipal Aguas del Torcal, Antonio García, ha informado del plan especial de limpieza y desinfección de vías públicas que operarios y trabajadores de dicha empresa están llevando a cabo en los últimos días con el objetivo de prevenir y reducir la posible carga viral que puedan contener las calles y zonas urbanas tanto del casco urbano de Antequera en sí como de todas las pedanías del municipio.

En este sentido, han detallado, a través de un comunicado, que se están siguiendo estrictamente las indicaciones y materiales recomendadas por el Ministerio de Sanidad en cuanto al procedimiento de limpieza viaria ante la pandemia del virus Covid-19, tanto en lo que se refiere al barrido de calles como a su baldeo y desinfección, utilizando para esta última aplicaciones mediante mochilas pulverizadoras en espacios más sensibles ante la situación actual como las proximidades de centros sanitarios, supermercados y centros de distribución de alimentos.

De igual modo, han valorado que para la limpieza y desinfección de las pedanías se cuenta con la colaboración voluntaria tanto de Asaja como de otros agricultores a la hora de contar con tractores y demás herramientas necesarias para poder acometer dichos procedimientos.

Estos trabajos en los anejos están siendo coordinados en persona por el concejal delegado de dicha área, Juan Álvarez, y técnicos responsables de Aguas del Torcal.

Así, desde el Ayuntamiento de Antequera han mostrado el agradecimiento tanto a Asaja como a los agricultores que se han puesto en disposición para poder acometer el desarrollo de estos trabajos de limpieza y desinfección de las zonas públicas de las pedanías que, por otra parte, se espera estén completados al cien por cien en un plazo máximo de tres días.