Contenidos

Noticia

La Fiscalía denuncia por prevaricación y tráfico de influencias a Pomares, Porras y Cardador por el caso Villas del Arenal

La Fiscalía denuncia por prevaricación y tráfico de influencias a Pomares, Porras y Cardador por el caso Villas del Arenal

Según la SER se insta a la Policía Nacional a que investigue la desaparición de documentos, alteración informática y nuevo foliado de los expedientes  

En una exclusiva de la Cadena SER se informa que la Fiscalía ha presentado denuncia contra el Concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga Francisco Pomares, la Concejala de Servicios Operativos, Teresa Porras y contra el Coordinador General de Urbanismo José Cardador, por supuestas irregularidades cometidas en los expedientes de infracción urbanística en la promoción Villas del Arenal.

Este asunto originó que el ayuntamiento se viese obligado a constituir una comisión de investigación para aclarar determinados aspectos. A los tres responsables el Ministerio Fiscal les imputa los delitos de tráfico de influencias, prevaricación por omisión, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos.

Injerencia política



Basado en informaciones de fuentes cercanas a este caso la emisora de Prisa mantiene que el Ministerio Público “asume como indicios para continuar con la causa buena parte del relato de los denunciantes, es decir, que, desde 2013,  se produjeron irregularidades en la tramitación de los expedientes por infracciones urbanísticas en Villas del Arenal; que hubo injerencia política.; que dejaron caducar o morir expedientes para no sancionar a los vecinos y que hubo instrucciones directas de Francisco Pomares, de José Cardador y de Teresa Porras a los técnicos municipales para saltarse la legalidad.

La fiscalía sospecha que los tres investigados establecieron un sistema que, en la práctica, bloqueaba la tramitación de los expedientes con la intención de hacerlos caducar”.

Insiste la SER en que según la versión de los hechos, asumida por el Ministerio Público, “Francisco Pomares, José Cardador y Teresa Porras exigían ser informados antes de las visitas de los inspectores a Villas del Arenal y debía pasar por ellos la firma para iniciar o concluir un expediente sancionador.
Con estos procedimientos, de los que llegaron a informar por escrito, ataron de pies y manos a los técnicos encargados de la tramitación de los expedientes, hasta el punto de crear lo que se denominó un equipo de funcionarios alternativo, el denominado equipo B, para llevar estos expedientes con un resultado final evidente: la mayoría de ellos prescribieron. Para ello no tuvieron reparos en dejar caer, cesar o quitar del puesto a los responsables del servicio que ponían reparo a estas instrucciones y exigían que se cumpliera la legalidad”.

Además de pedir la declaración como investigados de los dos concejales y el alto cargo de urbanismo, el Ministerio Público insta a la Policía Nacional a que investigue la posible desaparición de documentos, alteración informática y nuevo foliado de estos expedientes y que se haga una valoración económica del perjuicio a las arcas municipales por la falta de tramitación de los expedientes.