Contenidos

Noticia

De ruido y de nueces

De ruido y de nueces

La Supermurga de Paquito  Susi y las ganas de agradar de  Ya está aquí el nublao,  murga de San Andrés, lo más destacable de la noche.

Se presentaba una segunda preliminar “normal”, teniendo en cuenta el número de agrupaciones que enseñaban credenciales en la noche de ayer. Aparte de la siempre necesaria comparecencia  de una murga infantil, dos comparsas y tres murgas harían presencia sobre las tablas del Auditorio de la ESAD.

Si ya hemos asimilado la palabra random dentro del argot carnavalero, bien podría definir lo presenciado. Siendo del todo justos, se observó cierta mejoría en las intenciones de grupos de fuera  que repetían presencia en nuestro concurso y un esfuerzo interpretativo alto en la cabeza de serie que cerraba sesión.

No olvidemos que esto es un concurso de canto y ocurre que, cuando basas todas tus ganas en la encarnación de un personaje y apuestas todas tus bazas en gestos y movimientos “parriba” y “pabajo”, la afinación sale por la ventana. Y eso fue lo que pasó anoche en la modalidad de murgas, en todas y cada una de ellas. En cuanto a comparsas, no hizo falta nada de lo anteriormente descrito para que el dueño de afinadores KORG se frotara las manos.

Por tanto, ruido y nueces a la par.

Agrupación infantil: La Supermurga





Tipo: Superhéroes llegados desde el Planeta San Andrés, Estrella Bar Susi.

Repertorio: Tienen varios súper poderes a destacar: sacarnos una sonrisa en la presentación, tener tablas a pesar de su corta edad, ponernos un nudito en la garganta en sus dos pasodobles para más tarde desenlazarlo en carcajada en la tanda de cuplés, utilizar músicas de moda, pegadizas y perfectamente metidas en el tipo dentro de su popurrí  y lo más importante de todo, asegurarnos un futuro más que prometedor pues ni la kriptonita le quitarán sus ganas de hacer carnaval. Un vivero florido donde su autor y director, Don Francisco Martín Miranda, se deja todos sus esfuerzos y talento para traernos este regalo desde hace ya varios febreros. Perdí el conocimiento en los pianos del trío de los pasodobles. Bendito pellizco. No se la pierdan si la ven por las calles. Mineraliza  el alma y supervitamina el corazón. VIVA LA CANTERA.
 

COMPARSA: A la vejez, viruela





Tipo
: Jubilados revolucionarios que, al acabar su vida activa, luchan por los derechos que ellos mismos adquirieron y que se han ido perdiendo con el devenir de los años.
Repertorio: Los linenses dejan claro su personaje desde la presentación, cosa que es de agradecer. Representan a los llamados yayo-flautas, tan en boga en los últimos tiempos. Grupo algo más compacto que en ediciones anteriores pero algo no acaba de ir bien. Quiero avanzar desde aquí que en estas crónicas no se hará mención alguna a la tragedia de Totalán. Llámenlo como quieran. Este asunto puede tratarse desde otros puntos de vista. Tengo demasiado respeto a esa criatura y al dolor de su familia. Esta agrupación tocó ese tema. Reitero que no volverá a aparecer en estas líneas. Cuplés añejísimos y popurrí reivindicativo y monotemático, decayendo en interpretación y afinación. Buen intento. Resultado regular. A seguir en la lucha.
 

COMPARSA: Pisando fuerte






Tipo: Zapateros de época.

Repertorio: Desde la provincia de Córdoba vinieron estos zapateros que quisieron hacer una metáfora de su oficio, a lo Paulo Coelho o asimilarlo a una taza de Mr. Wonderful, es decir, te hago unos zapatos para que camines firmemente por la vida, te los remiendo para que aprendas de tus errores y continúes el camino, te pongo unas tapillas para que se escuchen tus pasos por todo el orbe. (Respiro) Complicado de pantalones, por no utilizar otra expresión. Pasodoble a la inmigración procedente de las pateras y a una exhumación que al final resulta que no es la que pensábamos sino la de Federico García Lorca. (Vuelvo a respirar) Es un quiero y no puedo constante. Cuplés de mero trámite (qué importante es currarse una buena tanda) y estribillo complejo en contenido y continente. (Tercer respiro)Popurrí en el que basan el desarrollo del personaje, complicado  como la vida misma. Cuesta seguir el hilo, hasta la aparición de un cameo femenino  también perfectamente prescindible. Destaca una más que digna orquesta, en lo positivo y unos altos al límite de lo normalmente audible, en lo negativo. Hay trazas de agrupación seria y formal. Los años y el trabajo harán el resto.

Murga: Letizia, siempre al filo de la noticia




Tipo
: Reporteras de directos. Su despiste natural, el follonazo de su propio trabajo al ir siempre de acá para allá y las caladas que les pasaba su cámara Hulio terminaron de dibujar el personaje.

Repertorio: Esta murga siempre ha tenido el afán de presentarse como innovadora y hacer su propio estilo de carnaval, cosa que se agradece. Partiendo de la base de que la idea del tipo es buena, el desarrollo del repertorio rompe con lo ortodoxo, abusando en demasía con las partes habladas. Quizá el personaje lo requería, no lo dudo, pero las constantes idas y venidas sobre el escenario pesaban en su contra, ya que se perdía algo que es imprescindible: la audición. Pasodobles muy alejados de la estructura clásica, con “canutazos” a los dos cameos a los que iban dirigidas sus letras, Pablo Casado y Rafael Acejo. Demasiado parlamento que alarga el minutaje de la propia pieza. Cuplés flojos para la modalidad y dos estribillos originales donde saltan diferentes noticias a cubrir. No terminan de llegar al público. En el popurrí brillan las cuartetas de la cobertura taurina y el directo desde la Feria. Durante el repertorio, se apoyan en lo visual de un retroproyector trasero que nos ponían en situación, una muestra más de originalidad. La Cala siempre da que hablar y su presencia  es necesaria.

Murga: No teníamos que haber salido




Tipo
: Grupo de amigos que despiertan resacosos tras una despedida de soltero.

Repertorio: Segunda agrupación de la noche procedente de la provincia de Cádiz. Traen soniquete y mejores intenciones que el año pasado. De hecho, enfocan parte de su repertorio a nuestra ciudad. Presentación clara y con hechuras. Pasodobles serios. En el primero se dirigen directamente a Caparrós (al que una bala traidora le quitó la “vía”. Raza Mora, 1978) explicándole los cambios políticos producidos recientemente en Andalucía. El segundo, al autismo. Tanda muy floja de cuplés y un estribillo justificante. El popurrí tiene buenos golpes pero al igual que en otras agrupaciones, la interpretación devora a la afinación. Una pena. Juan se casó y aquí paz y después gloria.

Murga: Ya está aquí el nublao




Tipo
: Abuelas modernas que rompen con la monotonía. El nombre del  ex-programa de Toñi Moreno y apuntarse a una asociación les cambió la vida.

Repertorio: Cerraba la cabeza de serie de la noche, quinto premio en murgas en la edición anterior. Segundo año en que la murga de San Andrés vuela sola. Las mesas camilla y las batas de guatiné dan paso a unas sesentonas liberadas que, petate en mano, dedican su vida a viajar y disfrutar. ¿Qué se nubla? Viajito donde haya sol y a vivir. Pasodobles con intención e ironía, con palito camuflado a la prensa y uno muy evidente al nuevo Recorrido Oficial de la Semana Santa y la polémica de las sillas. El final es similar pero con guiños al tipo. Buena música de Curri Gallego. Cuplés blanditos y un tanto lanzados. Me paro en el estribillo. Traen un detallito a su gente, un imán para la nevera, concretamente. Podría dar mucho más de sí pero el remate no llega, quizá por la baja tonalidad en el que está dispuesto, lo que lo hace prácticamente imperceptible y no consiga el resultado deseado. Destacan varios golpes plausibles en el popurrí, donde letra y música se cogen de la mano. Tuve la impresión de que el desarrollo del mismo los agotó por la constante interpretación, lo que fue en perjuicio de la afinación. Personalmente creo que medio tonito e incluso uno sería beneficioso para el brillo vocal del grupo. Arropados por su gente dieron por finalizada una sesión que tuvo, en general, más sombras  que luces.