20.5 C
Málaga
19/05/2022
101tv
Unicaja Baloncesto

El Unicaja aplasta al Nizhny (93-69) y pasa líder al Top16

Noche redonda la vivida por el Unicaja ante el Nizhny Novgorod, al que batió con claridad por 93-69 asegurando así no sólo la clasificación para el Top16 sino también el liderato del grupo C. A falta de una jornada, los malagueños han conseguido los dos objetivos básicos que tenían en esta competición continental. Y todo gracias a su más que notable consistencia defensiva y a la conexión Jaime Fernández-Michael Eric. Ambos, junto a Bouteille, fueron los puntales de Katsikaris para derrotar a los rusos.

 

Salieron con energía los visitantes a sabiendas de que una derrota les dejaba muy tocados para el último encuentro. Se lo tomaron tan en serio que dominaron los primeros minutos con un Toropov muy entonado. Por entonces, aún andaban fríos los locales, que sucumbieron a ese mayor ímpetu finalizando el primer cuarto por detrás en el marcador (15-17). 

El empuje, sin embargo, fue reduciéndose conforme entraban en juego las rotaciones. Ahí se notó la profundidad de banquillo de un Unicaja en el que Rubén Guerrero, que parece más entonado que nunca en las últimas semanas, se gustaba tanto en ataque como en defensa. Un palmeo con falta recibida le vino de perlas para animarse aún y para ir dando a los suyos las primeras ventajas serias. A los rusos les costaba cada vez más llegar a las ayudas y esto permitía mejores tiros e incluso también correr. Eric y Jaime conectaban de maravilla, Cole y Bouteille se buscaban sus canastas y, definitivamente, el guión del encuentro había cambiado para bien. Al descanso, el 38-25 despejaba cualquier duda. 

Homenaje a Queipo de Llano

Era un momento de felicidad el que se vivía en el Carpena y que se vio aumentado gracias al homenaje merecido a Alfonso Queipo de Llano, el ‘fundador’ del baloncesto en Málaga y en parte de España. A sus 84 años recibió el aplauso de la afición y la Insignia de Oro del Unicaja. Junto a él, la creme de la creme del baloncesto pasado y presente, con Portela y Antonio Martín como representantes. 

A Queipo no se le podía fallar y el Unicaja salió con nuevos bríos del vestuario. Querían sentenciar, o por lo menos, mantener la distancia y no arriesgar con el triunfo que ya estaba en las manos. Se consiguió incluso aumentar en dos puntos para mantener alejados a los rusos (65-50). No se conformaron con ello los verdes. Le debían una a la afición y durante los primeros instantes de ese último cuarto abrieron hueco por encima de los 20 puntos en varias fases. Al final, un 93-69 que deja muy a las claras el buen hacer defensivo y ofensivo de un Unicaja que barrió al Nizhny y que, a falta de un partido, ya es líder matemático de su grupo y estará en el Top16 de la BCL.

Artículos relacionados

El Unicaja despide la temporada con otro esperpento (93-84)

Mariano Nogales

Otra derrota en el Carpena (95-100)

Mariano Nogales

El Hereda San Pablo Burgos agranda la herida del Unicaja (89-74)

Mariano Nogales
X