Las 11 perlas más polémicas de Celia Villalobos: De "los tontitos" a la bronca con el número dos de Vox

Las 11 perlas más polémicas de Celia Villalobos: De "los tontitos" a la bronca con el número dos de Vox

Con sus defectos y virtudes, sus sombras y sus luces, a Celia la echaremos de menos: La sinceridad es un una virtud de la que escasea la política española  

Celia Villalobos ha anunciado que se va, que deja la política. En ocasiones pareciera que la diputada malagueña siempre ha estado ahí porque es de esas personas que no dejan indiferente a nadie, o levanta pasiones o genera el rechazo. Su manera de decir las cosas, su ser compulsivo y lenguaraz, el no “callarse la boca” en temas en los que difería de su partido, ha hecho que muchas de sus declaraciones o expresiones fueran intensas y mediáticas, polémicas y seguidas. Por ello, cuando Celia se vaya, cuando se haya ido Villalobos, tal vez hasta la echaremos de menos. La sinceridad, aun con errores o meteduras de patas, es un una virtud de la que escasea actualmente la política española.

Viene bien recordar ahora alguna de esas perlas que la ex alcaldesa de Málaga, ex ministra y ex vicepresidenta del Congreso nos dejó a lo largo de su dilatada carrera política. Una intensa trayectoria en Madrid en la que ha sido diputada del PP del Congreso en diez legislaturas, desde 1986 hasta ahora. He aquí un resumen que hemos realizado en sus 11 mejores "perlas".

1-El caldito y las “vacas locas”
La primera que la catapultó a la fama de la polémica mediáticopolítica fue con motivo del mal de las “vacas locas” siendo ella Ministra de Sanidad.  Para minimizar la alarma que la enfermedad estaba provocando e intentando llevar la calma a los consumidores soltó esta perla que queda para los libros de historia: “La enfermedad de las 'vacas locas' es “un problema de salud animal” y “Las amas de casa no tienen que hacer un caldo con huesos de vaca, que además ya no se venden, y si los tienen en la nevera, que los tiren. Se puede hacer el caldo con huesos de cerdo”.

2-“Señor Pérez” a Pérez Rubalcaba
Fue sonado el choque con un político de altura como el entonces líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Villalobos se empeñó en llamarle y dirigirse a él como "Señor Pérez" durante una sesión en el Parlamento. Ante la bronca del grupo socialista ella contestó: "Pérez Rubalcaba, se llama Pérez, yo qué culpa tengo". Y culminó la ironía con un "no lo he hecho con mala intención. Yo soy la señora Villalobos y no Talero, qué le vamos a hacer".

3-Los “tontitos”
Año 2011, reunión de los portavoces de los grupos en el Congreso para debatir sobre  los contratos de las personas con discapacidad que trabajan en la Cámara baja. Celia Villalobos, en varias veces aludió al “tema de los tontitos”. Tuvo que llamarla al orden el propio presidente del Congreso, José Bono. Celia se justificó alegando que era un tono coloquial, sin intención de ofender. “Ni coloquial ni nada. Aquí todos tenemos alguna discapacidad”, le reprendió Bono.

4-Multa del PP por irse de una votación por disconformidad con su partido
Conocida su mente liberal en cuestiones de moral, Villalobos tuvo que ver como el Partido Popular la sancionaba por ausentarse y no votar en contra como el resto de sus compañeros. Fue mientras se debatía sobre una cuestión relacionada con el aborto. Intervenía la diputada del PP Beatriz Escudero y afirmaba que "las mujeres que abortan son los las que menos formación tienen". Ante eso, Celia Villalobos con gestos contundente de rechazo, se tapó la cara. Luego vino la multa de su partido.

5- El enfado y las voces con su chófer Manolo
Todo el mundo recordará una de las secuencias más conocidas de su agitada vida política. Fue en 2007, cuando 'La Sexta' grabó los gritos e insultos que Villalobos dirigió al conductor de su coche oficial cuando se iba del aparcamiento del Congreso. "¡Vamos, vamos, Manolo! ¡Venga, coño! ¡Al final el mío va a ser el último! No son más tontos porque no se entrenan", gritaba enfurecida una Celia Villalobos en el acceso al Congreso.

6-La partida de Candy Crush en el Congreso
Fue uno de los momentos de más dura consecuencia mediática para la ex alcaldesa de Málaga. Siendo Vicepresidenta del Congreso y ejerciendo de presidenta sustituyendo en una sesión parlamentaria a Jesús Posada, la “pillaron” jugando al videojuego Candy Crush con su Tablet.  La propia Celia admitió que estaba jugando: “La cagué en technicolor con balcones a la calle, que diría una amiga mía”.

7-De nuevo la Tablet buscando ropa 'online'
La tablet volvió de nuevo a protagonizar sus sonoras polémicas. En esta segunda ocasión no fuero juegos sino  que durante la comparecencia de una ministra en una sesión de control al Gobierno, fue grabada por La Sexta usando una aplicación para buscar modelos de ropa. Celia reaccionó contra la cadena porque otra vez emprendía una "campañita" contra ella. "¿Me van ustedes a perseguir hasta
que me muera
?", dijo.

8-"Pensionistas que pasan más tiempo en pasivo"
También fue destacada su polémica a afirmar en 'Los Desayunos de TVE' que "hay ya un número importante de pensionistas que está más tiempo en pasivo, es decir, cobrando la pensión, que en activo, trabajando". "Gracias a Dios nos morimos cada vez más viejos y cada vez mejor".

9-Polémicas con la Sexta: “Os vais a aburrir sin darle caña al PP todo el puto día”
Sus relaciones con esta cadena han sido siempre peculiares por no decir tensas. Tras llegar Pedro Sánchez a La Moncloa tras la moción de censura a Rajoy, Villalobos le decía a la periodista de esta cadena en directo: "¡¿Qué tiempo le vais a dedicar a las corrupciones del PSOE cuando Sánchez sea presidente del Gobierno? Seguro que ni el 5%". “Os vais a aburrir mucho en La Sexta sin darle caña al PP todo el puto día”, soltó ante la perplejidad de la periodista

10-Enojada por la huelga de taxis
Celia Villalobos llegaba de Madrid en AVE a la estación de trenes María Zambrano de Málaga. Sucedió que era el día de huelga del sector del taxi y al no encontrar ninguno operativo comenzó a decir en voz alta y airada en la parada tras informarle un taxista de la huelga": “Y ahora ¿cómo coño llego a Torremolinos? ¿Por qué no me han avisado?".

11-La última bronca: contra el número dos de Vox, Ortega Smith 
Y genio y figura hasta casi el último de su actividad política. Este pasado lunes se enfrentaba ante las cámaras a un duro como es el número dos de Vox, Javier Ortega Smith que acaba de acusar al PP de ser “la derechita blandita”. Villalobos no se amilanó y lo abroncó al espetarle en directo que "Yo le he escuchado a usted y usted me va a escuchar a mí con el mismo respeto aunque no compartamos cosas. Que me avasallen me gusta poquísimo, por favor. “Si no me respeta, usted no es un demócrata". “Llevo muchos años en política como que me venga usted aquí ahora a corregirme”, añadió de manera vehemente.