El dueño de la finca de Totalán se defiende culpabilizando al equipo de rescate de la muerte de Julen

El dueño de la finca de Totalán se defiende culpabilizando al equipo de rescate de la muerte de Julen

Usa un informe técnico en el que mantienen que la muerte se produjo por una piqueta al intentar llevar el tapón de tierra

El dueño de la finca de Totalán ha comenzado a basar su estrategia culpabilizando al equipo de rescate de la muerte de Julen. Su abogado ha presentado un informe técnico en el que se contiene que la piqueta usada para eliminar el tapón que bloqueaba el pozo pudo derivar en la muerte.
 
El informe presentado se basa en las “grabaciones de vídeo e informaciones obrantes en el sumario, con el objeto de determinar el número, secuencia cronológica y naturaleza de las actuaciones llevadas a cabo en las primeras horas por parte de los equipos de salvamento y rescate tras la caída del menor Julen Roselló en un sondeo de prospección de agua el pasado 13 de enero", informa el diario.

Según recoge el diario El Mundo "Julen se precipitó por un sondeo de prospección de agua, de pie y con los brazos en alto, hasta detenerse a unos 73 metros de profundidad, donde quedó encajado o se topó con un lecho que detuvo su caída. Un objeto en caída libre desde 73 metros de altura tarda aproximadamente 3.85 segundos en llegar al suelo. Algunos de los presentes declaran haber oído llorar al menor durante más de 30 segundos tras precipitarse lo que respalda la tesis de que sobrevivió a la caída".

"Este informe ha podido acreditar que se produjeron un total de 10 impactos violentos en los que la piqueta perforo la superficie del tapón pudiéndose establecer que las cuatro últimas penetraron al menos 35cm en su interior, distancia superior a la que se encontraba la cabeza del menor, con una fuerza de 50 kilos en punta.

El hecho de que tras extraer la piqueta por última vez, en torno a las 21.00 del día del incidente, se recogiesen de su extremo ocho pelos pertenecientes al menor, tres de ellos con raíz telógena, nos lleva a preguntarnos, ¿qué otra tesis alternativa a la del impacto directo contra la cabeza del menor puede llegar a explicar la presencia de esos restos biológicos en la punta de la piqueta?", finaliza.