De la euforia al miedo (1-1)

De la euforia al miedo (1-1)

Un gol de Sandra Bernal en la última acción del partido deja al equipo de Antonio Contreras con la miel en los labios y condena al sufrimiento final justo cuando saboreaba el triunfo y media permanencia gracias al tanto inicial de Marta Cazalla.

Era una final y los nervios se apoderaron de ambos equipos. El Málaga se jugaba más de medio ascenso en su estadio ante una grada repleta de seguidores, casi 1.000 espectadores. 

Un partido marcado por la dureza, ritmo lento y demasiadas imprecisiones. El gol llegaría a balón parado tras una falta sacada por Paula Fernández.  Marta Cazalla no perdonó y anotó su segundo tanto de la temporada. No pudo ampliar más la renta las de Antonio Contreras y al descanso se llegó con ese peligroso marcador. 

Tras la reanudación, el equipo empezó a sentir el vértigo del marcador, del objetivo. Afloraron los nervios y el Sporting de Huelva creyó en que podía rascar algo de Málaga. Sin mucho ímpetu pero con la vida que aún te da una ventaja mínima de tu contrario. Se avecinada un guion cercano a la tragedia y así fue. Sobre la bocina, ya en tiempo del descuento, cuando ya llevaba 4 minutos de añadido el Sporting de Huelva le robó el mayor botín del año al conjunto malagueño. En el último córner del partido, en la última acción ofensiva, Sandra Bernal no perdonó y anotó el gol de su equipo. 

El descuento amargó y complicó la vida al Femenino que tendrá que esperar y mirar de reojo lo que falta de campeonato en estas dos próximas fechas. Vivir o morir no depende 100% de las malagueñas.

Antes de volver a la Federación y enfrentarse al Rayo Vallecano, rival que no se juega nada, tendrán que salir hacia el norte para tratar de conseguir algo positivo ante el Athletic Club de Bilbao, que venció este sábado al Sevilla (1-2) y cuyas aspiraciones siguen intactas. Su objetivo es claro, mantener la cuarta plaza.

Algo más que tres puntos estaban en juego, casi la permanencia. Con este empate el Málaga Femenino seguirá sufriendo en las dos jornadas que faltan por el campeonato.