Ratificar la ilusión sellando el play off (21:00)

Ratificar la ilusión sellando el play off (21:00)

El Málaga vuelve a La Rosaleda tras golear al Oviedo y con el objetivo de asegurar la liguilla ya que el tren del ascenso directo se ha marchado para los blanquiazules. Los de Víctor pelearán por lograr la tercera plaza de aquí a final del campeonato. La vuelta de Dani Pacheco es la gran novedad en la lista de convocados en la que también se cuelan Boulahroud y Ricca. El Zaragoza llega a Martiricos virtualmente salvado y en una racha positiva de cuatro victorias en las últimas cinco jornadas. 

Puede saber a poco. Es la teoría del vaso. Para algunos medio lleno o medio vacío. Pero a día de hoy el Málaga tiene la opción intacta de regresar a Primera si bien es cierto que la vía rápida, el ascenso directo, ya ha pasado a mejor vida. Aún le queda una última bala, un último tren y es el retorno a través de la ‘temida’ liguilla de ascenso. En caso de ganar hoy, los de Víctor darían un paso gigante para consolidar y sellar ese último boleto que incluso podría ser matemático si se dan varias carambolas: triunfo blanquiazul, derrota del Deportivo de la Coruña y empate o derrota del Oviedo. 

En estas tres finales, el objetivo es muy claro: escalar posiciones y tratar de cerrar la liga regular en la mejor posición posible. La tercera posible es el máximo logro que puede lograr el cuadro malaguista que antes de golear al Real Oviedo empezó la jornada fuera de los puestos de ascenso. Si bien es cierto que si se mira atrás, el malaguismo tiene la sensación de haber perdido una oportunidad de oro de haber logrado el ascenso directo. De ahí la teoría del vaso. 

No hay vuelta de hoja y tras la victoria contundente ante el Real Oviedo y los puntos cosechados sin competir ante el Reus, han permitido al Málaga estar en una situación, a priori, privilegiada, de aquí a final de Liga. Psicológicamente y futbolísticamente las sensaciones que transmite este equipo es el de un grupo con hambre y con la confianza necesaria para no fallar a la hora de la verdad. Les toca a ellos ratificar este ambiente que merodea por La Rosaleda. 

El Málaga no tendrá enfrentamientos directos con los rivales que se baten el cobre por estar en el play off e incluso podría asaltar la tercera posición esta jornada o la siguiente en el Carlos Belmonte. Un calendario benévolo pero con la obligación imperiosa de no fallar. 

En lo deportivo Víctor Sánchez del Amo recupera a Dani Pacheco tras dos meses en el dique seco. El pizarreño es otro fichaje para esta recta final del campeonato. Pieza importante por su experiencia, su calidad y si el tono físico le llega puede suponer un ‘bendito’ problema para las alineaciones del madrileño. 

Evidentemente no dio pistas sobre el once, pero el técnico malaguista ya lo tiene claro. Poco a poco empieza a formar ese núcleo duro que confecciona todo entrenador. Recupera para esta jornada a David Lombán tras cumplir sanción frente al Oviedo y habrá que ver si sale de partida o mantiene a Luis Hernández que firmó un encuentro impoluto ante los asturianos. La duda recae en el sustituto de Keidi Bare que es baja por sanción. 

Los blanquiazules se enfrentan a un Real Zaragoza virtualmente salvados. Los maños salvo hecatombe, deberían perder todos los partidos y sus rivales sumar los nueve restantes, tienen la permanencia en el bolsillo. Necesitarían un punto para sellarla de manera matemática pero ya han afirmado que no vienen de paseo y los números lo avalan. Cuatro triunfos en cinco jornadas.