Falsos mitos sobre el terral de Málaga

Falsos mitos sobre el terral de Málaga

Uno de los fenómenos atmoféricos más temidos en Málaga es también el más desconocido

Un viento intenso, caliente y seco. Cuando se empieza a notar solo queda rogar que desaparezca o buscar el aire acondicionado. A los malagueños nos resulta familiar pero no todos saben en qué consiste el temido fenómeno, de dónde procede y su alcance geográfico. Y es que sobre el terral se mantienen creencias que son falsas y casi nadie sabe aclarar.



En primer lugar, la definición. El Terral es una brisa nocturna, húmeda y de fuerza constante que va de tierra a mar debido a la distinta velocidad de enfriamiento del planeta en relación al agua del mar.

Al desaparecer las radiaciones solares, el agua se enfría de manera más lenta que la tierra y ello genera corrientes ascendentes porque el aire caliente sube y ese espacio lo ocupa el aire más frío.

Se produce un desplazamiento de las masas de aire de tierra hacia el agua de manera suave en el atardecer y al empezar la noche. En el caso concreto del “terral malagueño”, se trata de un viento fuerte caliente, no húmedo y que sopla por rachas. Se produce a sotavento de elevaciones montañosas. 



No es viento del sur ni el Terral es africano


Nuestro terral, al contrario de lo que se cree, no viene de África o del desierto; no es un viento del sur o subsahariano sino todo lo contrario, entra en España como viento de componente oeste o de poniente desde Portugal. Por tanto el terral viene del norte o noroeste, del interior.
 

 No es Terral por “tierra”


Tampoco es cierta la creencia popular de que la denominación de 'terral' procede de la palabra 'tierra' en dirección al mar. Debido al denominado efecto llamado de Coriolis los vientos van girando al sur, hacia la derecha (ganando componente Norte), es decir, cada vez que estas masas de aire en movimiento (viento) avanzan por encima del suelo y sufren más y más rozamiento con el mismo, más provienen del norte o, lo que es lo mismo, más se dirigen hacia el sur, en nuestro caso hacia el mar.
 

¿No se produce en todo el litoral?


Hay quienes piensan que el Terral afecta a todo el litoral malagueño. Nada más lejos de la realidad. Es un fenómeno muy localizado en determinadas localidades. Probablemente el terral azote a Málaga y a Torremolinos y, a la misma hora, en Fuengirola no se note o incluso haga fresco.

Es más, a Rincón de la Victoria el Terral raramente llega. Puede que ahí, más o menos, se hallen los límites habituales, entre Fuengirola y Rincón de la Victoria.
 

¿El agua no está fría por la cercanía al Estrecho?


Otro error en el imaginario colectivo es creer que la consecuencia de que el agua esté muy fría es porque nos hallamos geográficamente “muy cerca del Estrecho”. Falso. Está fría porque el fenómeno del Terral lleva aparejado el surgimiento de aguas profundas. Al desplazarse la capa superficial de agua hacia alta mar, es decir, se lleva el agua de arriba lejos de la orilla, la de más temperatura por la irradiación solar -la que está más caliente- y provoca que este hueco sea rellenado por aguas profundas muy frías.
 

Otras curiosidades del Terral


Desmontadas algunas ideas erróneas sobre el Terral, hay que reconocer que es un fenómeno atmosférico molesto. Cuando se alarga produce modificaciones en el ritmo de vida, altera el sueño, nos hace irascibles, trae dolor de cabeza…

También hay que aclarar que no es solo fenómeno de verano. En el estío es cuando más se siente pero también hay terral en invierno, aunque se puede producir con jornadas de tiempo apacible o frío.

Por último destacamos que es cuando los vientos del Terral azotan es un momento propicio para la práctica de deportes acuáticos como el surf, aunque solo en el caso de que sople de manera moderada sólo si sopla flojo.