Cs denuncia que el Ayuntamiento asfixia a los fuengiroleños para prestar dinero al banco

Cs denuncia que el Ayuntamiento asfixia a los fuengiroleños para prestar dinero al banco

El Consistorio mantiene una alta presión fiscal mientras acumula 20,72 millones en diez cuentas a plazo fijo con rendimientos que están hasta 80 veces por debajo de la inflación

Más de 70 cuentas bancarias con un saldo global de 84,25 millones de euros y 20,72 millones en préstamos a plazo fijo. No es el balance de una sociedad de inversión, ni tampoco el de una empresa, sino las inexplicables cifras que resumen el estado de las cuentas del Ayuntamiento de Fuengirola a 13 de junio de 2019, según un informe de la Tesorería del Consistorio, realizado a solicitud del Grupo Municipal Ciudadanos (Cs).
 
“El problema es que esos saldos han salido del bolsillo de los fuengiroleños y que la misión de las administraciones públicas no es ganar dinero, sino mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, tal y como ha explicado el portavoz de Ciudadanos Fuengirola, Javier Toro. Y es que los datos “evidencian un afán recaudador que es tan desmedido como inútil”. “Qué sentido tiene mantener una alta presión fiscal si ese dinero no se le devuelve a los ciudadanos en forma de servicios públicos e infraestructuras”, se ha preguntado Toro.
 
El despropósito es aún mayor si nos detenemos en los detalles. De los 20,72 millones de euros que el Consistorio tiene a plazo fijo -en diez cuentas de hasta tres entidades bancarias diferentes- 11,93 millones de euros están prestados al 0,05%; 1,6 millones más, a un 0,06%; y casi 700.000, a un exiguo 0,01%, cuando el último dato publicado por el INE sitúa el IPC interanual en un 0,8%. “Los fuengiroleños deben saber que cuando pagan tasas e impuestos al Ayuntamiento lo hacen para que el Consistorio preste dinero a los bancos a tipos de interés tan ridículos que están entre 80 y 5 veces por debajo de la subida de los precios”, ha razonado el portavoz de Ciudadanos.
 
Se trata, además, de una “mala” política económica, porque lo que está haciendo el Ayuntamiento, como ha señalado Toro, es “quitar a los fuengiroleños renta disponible, es decir, dinero que destinarían a consumir y, por tanto, del que se beneficiarían las empresas y los autónomos de la ciudad y que serviría para crear más riqueza y empleo”. “Y lo peor de todo es que la alcaldesa lo está haciendo a cambio de nada”, apostilló.
 
Por todo ello, Toro reclamó a la alcaldesa que ponga fin a esta política “sin sentido y contraproducente” por la cual la Administración quita el dinero a los fuengiroleños y a la economía de la ciudad mientras no mejora su calidad de vida ni acaba con el déficit histórico de infraestructuras. “Esos deben ser los objetivos del Ayuntamiento y no exprimir el bolsillo de los ciudadanos de manera gratuita ejerciendo de mala sociedad de inversión para beneficio de los bancos”, sentenció.