Así es la nueva camiseta del Málaga CF para la temporada 2019-2020

Así es la nueva camiseta del Málaga CF para la temporada 2019-2020

Conoce los detalles de la nueva piel blanquiazul de cara al próximo curso. Bajo el lema todos los caminos conducen a La Rosaleda, la elástica malaguista presenta varias novedades. En las costillas el templo de Martiricos, en el dorso de la elástica las coordenadas de geolocalización del estadio. Según el propio club, se ha querido presentar la blanquiazul más vintage.   

La Rosaleda, el kilómetro cero del malaguismo



Esta nueva indumentaria se diferencia, no solo de la elástica de la pasada temporada, sino de todas las camisetas que ha llevado el Málaga CF en su historia. Con sus características líneas franjas blancas y azules, en la parte inferior del lado derecho aparece un parche de estilo vintage con las coordenadas del Estadio de La Rosaleda. Diseñado con forma circular, la ubicación de nuestra casa y su nombre bordean el diseño del campo simbolizado a través de nuestro escudo dibujado con líneas y las costillas exteriores.

Además, esta piel tiene el cuello de pico de color blanco y bordeado por una línea en tonos azules. Nuestro escudo y el logo de Nike flanquean el pecho. En el centro de la camiseta, aparecen el patrocinador oficial del club: la empresa malagueña Tesesa y en las mangas, que cambian de color con respecto a la temporada pasada también aparece BeSoccer.

Al girarla, nos encontramos de nuevo con el diseño en relieve de las costillas de La Rosaleda tan características a ambos lados del estadio y entre las costillas serigrafiado ‘MCF 1904’, año en el que se jugó el primer partido de fútbol en Málaga con público. La parte trasera de la primera equipación es de un bonito color azul royal y en la parte baja se encuentra nuestro tercer patrocinador, el municipio malagueño de Benahavís.

La indumentaria ya se puede adquirir en la tienda online del club y en las Tiendas Oficiales del Málaga CF: La Rosaleda, CC Larios, CC Vialia, Centro histórico, CC Rincón de la Victoria, Fuengirola y Torre del Mar.

La nueva piel del malaguismo