El Málaga debe reducir casi 10 millones su límite salarial en el último día de mercado

El Málaga debe reducir casi 10 millones su límite salarial en el último día de mercado

A pesar de haber ya certificado 12 salidas y contabilizar en sus arcas casi 15 millones de euros, La Liga le tiene puesto el freno al Málaga y es que el desfase económico que mantiene el club de Martiricos rondaría esa cantidad por lo que sigue sin inscribir a ninguna de las incorporaciones.

Horas frenéticas en Martiricos para poder certificar la plantilla definitiva, o al menos hasta el próximo mercado, que tendrá disponible Víctor Sánchez del Amo. Son muchos aún los deberes pendientes que le queda al Málaga en esta última fecha de mercado. Se espera una jornada activa en las oficinas de Martiricos porque ya no queda más margen de maniobra. Según ha podido saber 101 Televisión, el Málaga aún debe reducir una cantidad que oscila entre 8-10 millones de euros para poder hacer frente a las altas que quedan pendiente de inscripción.

Esa es la cantidad que la Liga le ha hecho saber al club y que tendrá que disminuir con las operaciones que estime oportuna el club. Sobre todo salidas y es que en la rampa se encuentran desde casi todo el verano hombres como Mikel, Keko, Juanpi o Rolón pero no han podido cristalizar ningún acuerdo debido a que no se han producido ningún tipo de oferta firme por esos jugadores. El club ya trabaja en llegar a un acuerdo con estos futbolistas y utilizar la fórmula que ha hecho el Girona con Stuani es decir, una renovación con reducción de ficha anual y prolongar su vinculación en tiempo con el club malaguista. 

Mientras se sigue esperando la salida de futbolistas, en el apartado de altas tanto Iván Rodríguez como Mula están pendientes de inscripción y lo más sangrante es el caso de Okazaki que por tercera fecha consecutiva no ha podido debutar con el equipo malaguista. El japonés ya anda muy molesto por la situación e incluso su representante ha presionado al jugador para que cambie de aires. José Rodríguez también espera su oportunidad tras convertirse en el segundo refuerzo del Málaga para este verano y el que no ha sido aún oficial pero es otro más es Simón Moreno que firmará una vez que se normalice la situación por la cantidad mínima exigida en Segunda División, es decir unos 80.000 euros.