Absuelven a los cuatro acusados del crimen de Lucía Garrido

Absuelven a los cuatro acusados del crimen de Lucía Garrido

El jurado, formado por siete mujeres y dos hombres, ha decidido considerarlos no culpables al no dar fiabilidad a la declaración grabada del testigo protegido y por las dudas sobre el ADN hallado en una llave

La magistrada-presidenta de Tribunal del Jurado del caso por el asesinato de Lucía Garrido, hallada muerta en 2008 en la finca en la que residía en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre, ha declarado absueltos a los cuatro acusados por el crimen, entre ellos la expareja de la mujer, tras un veredicto de no culpabilidad del jurado.

El jurado, formado por siete mujeres y dos hombres, ha deliberado desde este pasado jueves sobre la culpabilidad o no de los cuatro acusados y ha decidido considerarlos no culpables al no dar fiabilidad a la declaración grabada del testigo protegido y por las dudas sobre el ADN hallado en una llave. Además, entiende que la expareja no conocía a los otros acusados antes del asesinato.

La Fiscalía acusó al principio a dos hombres por un delito de asesinato, uno como presunto autor material, otro -un ex guardia civil- como supuesto autor intelectual y, al final del juicio, añadió a la expareja de la víctima.

A la expareja desde el principio sí lo acusaban las acusaciones particulares, que representan a la familia de la víctima, que, además, sumaban como cuarto procesado a otro exagente. Estos abogados han indicado que estudiarán recurrir la sentencia absolutoria que tendrá que dictar ahora la magistrada.

Los acusados siempre han mantenido su inocencia, como finalmente ha declarado el jurado, que ha considerado probado que la expareja de la víctima conoció a los dos ex agentes de la Guardia Civil después del crimen, dando credibilidad a testigo que así lo indicó.

Así, los jurados consideran que no se desprende de ningún documento o testimonio la participación del que fuera compañero sentimental de la víctima en el asesinato y también que no hay nada que acredite la intervención de los exagentes acusados como inductores del crimen.

En este sentido, el Tribunal popular entienden "no contrastada" la hipótesis señalada por los investigadores de la supuesta implicación de estos dada por el testimonio del testigo de protegido de referencia. Añaden que la expareja no tuvo la llave de la vivienda como para poder facilitarla.

Los miembros del jurado han deliberado ampliamente sobre los puntos del objeto del veredicto relativos a la prueba de ADN que apuntaba al presunto autor material y finalmente dan validez al primer informe que no dio resultado positivo y, por tanto, no situaba a este procesado en el lugar.

Al respecto, consideran probado que las muestras analizadas para ese primer análisis se consumieron en ese momento. Además, dan validez al informe tercero sobre la llave que tampoco encontró huellas ni restos de ADN y no se la dan al estudio que indicaba una coincidencia con dicho acusado.

Por último, el portavoz del jurado ha hecho constar que por parte de cinco miembros han tenido la sensación de que otro ha intentado influenciar en el resto, haciendo explícita su opinión de forma reiterada, pero ha dejado claro que en ningún momento ha influenciado la decisión y cada uno ha hecho uso de su voto libremente.