Víctor y la retahíla del buen trabajo

Víctor y la retahíla del buen trabajo

El técnico del Málaga aseguró que su equipo no se fija en la situación de su rival del domingo, el Deportivo, colista de LaLiga SmartBank, sino que está centrado en la suya propia, y afirmó que "con el trabajo" que están haciendo están "en el camino para escalar posiciones” a pesar de que los blanquiazules sumen diez jornadas sin firmar un triunfo. 

El entrenador malaguista restó dramatismo este viernes en rueda de prensa a la clasificación de ambos conjuntos, al medirse en Riazor el colista y el penúltimo de la categoría, al argumentar en lo que respecta al Málaga que "no es la definitiva" y que, aunque "durante la temporada se van buscando referencias", "queda muchísimo".

"Al final, la clasificación que todos recordamos es la de la última jornada, es la que importa, y todavía queda mucho por el camino y mucho margen para recuperar posiciones", recalcó Víctor, que dijo que en su cuerpo técnico y en la plantilla son "optimistas" por el "trabajo" que vienen desarrollando.

Insistió en que no se paran a pensar en la situación del Deportivo y que están exclusivamente pendientes de "preparar el partido" desde su "perspectiva".

Víctor Sánchez, que regresa de nuevo a La Coruña, subrayó que el encuentro "es especial" por su "pasado como jugador y entrenador" del Dépor, en el que estuvo siete temporadas como futbolista (1999-2006) y el tramo final de la 2014-15 y la siguiente (2015-16) como técnico.

Según el madrileño, el duelo entre ambos conjuntos de la temporada pasada, en la que se enfrentaron en junio en una eliminatoria de ascenso ganada por el Deportivo (4-2 en Riazor y 0-1 en La Rosaleda), "es historia" y no sirve "de referencia" al haber cambiado tanto "los equipos" como "los contextos".

Se congratuló de haber recuperado a los internacionales y de la "incorporación progresiva" de Fernando Pacheco tras una lesión, aunque prácticamente descartó al medio Luis Muñoz al no haber entrenado con el grupo, y dijo que a su equipo le "falta un puntito", pero "no hay nada" que deseen más que "dedicarle a la afición una victoria