La economía andaluza crecerá en 2019 un 2,3% y un 1,9% en 2020

La economía andaluza crecerá en 2019 un 2,3% y un 1,9% en 2020

Analistas Económicos de Andalucía prevé que el número de parados en la región disminuya un 9,2 por ciento en todo 2019, situándose la tasa de paro de este año en el 20,8 por ciento, 2,1 puntos por debajo de la registrada en 2018

Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios perteneciente al Grupo Unicaja, prevé un crecimiento del 2,3 por ciento de la economía andaluza en 2019, con un aumento del 2,9 por ciento en el número de ocupados, mientras que para 2020 estima un crecimiento del 1,9 por ciento en la economía, con una subida en la ocupación del dos por ciento.

Así lo han informado este miércoles en rueda de prensa en Málaga el consejero delegado de Analistas Económicos de Andalucía, Rafael López del Paso; la coordinadora del informe, Felisa Becerra; el director de Actividades Socioculturales de la Fundación Unicaja, Rafael Muñoz, y la directora de Comunicación, Publicidad y Relaciones Externas de la Fundación Unicaja, Cristina Rico, durante la presentación del número 98 del informe trimestral 'Previsiones Económicas de Andalucía', correspondiente a otoño de 2019.

López ha precisado que para el conjunto de 2019, desde la perspectiva de la demanda, Analistas prevé que el consumo de los hogares se incremente un 1,6 por ciento, mientras que las subidas estimadas para el consumo de las Administraciones Públicas y de la inversión serían del 1,9 por ciento y del tres por ciento, respectivamente.

En cuanto a la oferta, se espera un retroceso de un 0,5 por ciento del sector agrario, con crecimientos en el resto de sectores, especialmente en el de los servicios (+2,7%) y la construcción (+5,9%).

Además, respecto a las variables del mercado laboral, las previsiones apuntan para 2019 un aumento del número de ocupados del 2,9 por ciento (según EPA), principalmente en los sectores servicios (+2,4%), industria (+3,4%) y construcción (+8,7%).

Así, Analistas prevé que el número de parados en la región disminuya un 9,2 por ciento en todo 2019, situándose la tasa de paro de este año en el 20,8 por ciento en Andalucía (13,7% en España), 2,1 puntos por debajo de la registrada en 2018.

Por otro lado, para el conjunto de 2020 se espera, desde el lado de la oferta, una aportación positiva de todos los sectores productivos, también destacando las subidas en servicios (+2,1%) y construcción (3,1+), mientras que desde la demanda se prevé un aumento del 1,5 por ciento para el consumo de los hogares y del 1,6 por ciento para el público, así como una crecida de la inversión del 2,5 por ciento.

En cuanto al empleo, se estima que se incremente ese año en un dos por ciento, mientras que el número de parados podría reducirse en un 7,4 por ciento, situándose la tasa de paro para el promedio de 2020 en el 19,3 por ciento en Andalucía (12,5% en España).
 

SEGUNDO TRIMESTRE DE 2019


En Andalucía, durante el segundo trimestre de 2019, el PIB ha crecido un 2,5 por ciento en términos interanuales, un 0,1 punto porcentual (p.p.) inferior a la registrada en el trimestre anterior. En términos intertrimestrales ha subido un 0,4 por ciento, 0,4 puntos menos que en el trimestre previo.

Desde Analistas han precisado que este crecimiento se ha sustentado principalmente en la demanda interna (1,8 p.p.), cuya contribución se ha visto moderada (2,3 p.p. en el primer trimestre del año), debido al menor crecimiento del consumo y la inversión, especialmente en esta última (1,9% frente al 4% del trimestre anterior).

En cuanto al consumo, el gasto de las Administraciones Públicas ha crecido a un ritmo similar al de los primeros meses del año (2%), mientras que el de los hogares ha aumentado un 1,5 por ciento frente al 1,8 por ciento del primer trimestre.

Por otra parte, la contribución del saldo exterior neto ha subido hasta los 0,7 p.p., como consecuencia del incremento de las exportaciones de bienes y servicios del 0,2 por ciento y la caída del 1,2 por ciento en las importaciones.

Desde el punto de vista de la oferta, destacan el crecimiento de la construcción (+7%), servicios (3%) y, en menor medida, la industria (+1,4%), a diferencia del agrario, que ha experimentado una reducción de la producción del 2,1 por ciento.

En lo que respecta al mercado de trabajo, según la Encuesta de Población Activa (EPA), en el segundo trimestre del año el empleo ha crecido en términos interanuales un 3,4 por ciento, debido sobre todo al incremento de la ocupación en el sector servicios (2,6%) y la construcción (11,1%).

Por otro lado, la población activa ha aumentado un 0,7 por ciento, reduciéndose el número de parados en un 8,2 por ciento, situándose la tasa de desempleados en el 21 por ciento (14,0% en España), 2,1 p.p. por debajo de la registrada hace un año.
 

DATOS POR PROVINCIAS


En el segundo trimestre de 2019 se ha producido un crecimiento generalizado de la actividad económica en todas las provincias andaluzas, con mayores aumentos en términos interanuales en Huelva y Málaga (+2,8% en ambas), seguidas de Cádiz y Sevilla (+2,7%), mostrando también Almería y Granada un incremento superior a la media regional, del 2,6 por ciento.

Las previsiones para el conjunto del año apuntan a un incremento generalizado de la actividad, principalmente en Málaga (+2,6%), Sevilla (+2,4%) y Cádiz (2,4%), donde se alcanzarían registros superiores al promedio regional.

Al respecto, Becerra ha indicado que Málaga "es una de las provincias donde los principales indicadores --turismo, empleo, exportaciones-- están mostrando ese dinamismo de la actividad: la afiliación a la Seguridad Social sigue creciendo por encima de la media regional, por encima del tres por ciento".
 

CONTEXTO ECONÓMICO


Durante los últimos meses se ha asistido a una pérdida de dinamismo de la actividad económica a escala global, debido a la persistencia de las tensiones comerciales y geopolíticas, así como de diversas fuentes de incertidumbre.

En este contexto, los principales organismos internacionales han llevado a cabo una revisión de sus previsiones económicas para los próximos ejercicios. Según la OCDE, la economía mundial registrará un crecimiento del 2,9 y del tres por ciento en 2019 y 2020, respectivamente.

La economía española, aunque también se ha visto afectada por las perturbaciones exteriores, continúa creciendo a un ritmo superior al de las principales economías europeas, si bien los últimos datos publicados apuntan a una cierta ralentización.

Así, al ser preguntada al respecto por los periodistas, Becerra ha explicado que a la bajada del 2,3 por ciento en 2019 al 1,9 por ciento en 2020 "no lo llamaría frenazo", pues ha considerado que se trata de una "desaceleración en el crecimiento en línea con lo que está ocurriendo en el conjunto de la economía española y a nivel mundial, que para estos dos próximos años las previsiones de crecimiento se han moderado".

Becerra ha indicado es "muy complicado" predecir el impacto de factores de incertidumbre en las exportaciones, como la subida de aranceles por parte de EEUU a la UE o el Brexit, aunque ha recordado que "en los últimos años se está haciendo un esfuerzo por diversificar destinos y esa puede ser una de las vías para seguir mejorando este aspecto", así como que "las empresas andaluzas están trabajando para minimizar ese impacto".

Por otro lado, ante la posibilidad de una nueva crisis y burbuja inmobiliaria, Becerra ha detallado que el sector de la construcción "está creciendo a tasas muy elevadas pero ha sido el más afectado por la crisis y quizás el que comenzó a mostrar más tardiamente esa recuperación".

Asimismo, ha indicado que la economía "está algo más diversificada", con mayor apuesta del sector exterior y las exportaciones, por lo que ha considerado que, aun con la incertidumbre internacional, "los mimbres sobre los que se asienta la economía quizás estén un poco más diversificados y preparados para los próximos años".