Contenidos

Noticia

EN DIRECTO: El coche con los restos de Franco entra en el Cementerio de Mingorrubio

EN DIRECTO: El coche con los restos de Franco entra en el Cementerio de Mingorrubio

Los restos de Franco han volado desde el Valle de los Caidos su nieto Francis Franco y la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, que actúa este jueves como notaria mayor del Reino, dando fe de toda la operación de exhumación y reinhumación

Los restos de Francisco Franco están ya en el Cementerio de Mingorrubio donde han llegado a bordo de un coche fúnebre a las 14.42 horas, más de una hora después de aterrizar en un antiguo campo de tiro de la Guardia Real que se ha utilizado como helipuerto.





 

El ataúd ha sido recibido por sus familiares, que habían llegado a las 14.18 horas al camposanto, situado a menos de tres kilómetros del Palacio Real de El Pardo que Franco utilizó como residencia durante su dictadura.



Dentro del cementerio esperaban el féretro, además de la veintena de familiares que podrán despedirle en la intimidad, Ramón Tejero, hijo del general golpista Antonio Tejero, que va a cooficiar una misa junto con el prior de la Basílica del Valle de los Caídos , Santiago Cantera.



Con los restos de Franco han volado desde el Valle de los Caidos su nieto Francis Franco y la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, que actúa este jueves como notaria mayor del Reino, dando fe de toda la operación de exhumación y reinhumación.



Los familares Francisco Franco esperan ya en el Cementerio de Mingorrubio la llegada de féretro con los restos del dictador, que arribarán al camposanto en un coche fúnebre procedente del antiguo campo de tiro de la Guardia Real que hay en las inmediaciones.

Este campo de tiro se ha utilizado como helipuerto para el aterrizaje del Super Puma del Ejército que ha trasladado el féretro del dictador desde el Valle de los Caídos. El aterrizaje se ha producido unos 25 minutos antes de la llegada de los familiares.

Con los restos de Franco han volado desde el Valle de los Caidos su nieto Francis Franco y la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, que actúa este jueves como notaria mayor del Reino, dando fe de toda la operación de exhumación y reinhumación.

En el interrior del cementerio espera desde las diez de la mañana Ramón Tejero, sacerdote que coficiará una misa por Franco junto con el prior de la Basílica del Valle de los Caídos, Santiago Cantera.


 

TEJERO PADRE E HIJO


 

Ramón Tejero es hijo del golpista Antonio Tejero, quien se ha acercado a las inmediaciones del cementerio donde ha sido recibido con aplausos y vítores por los franquistas que se han concentrado para dar su último adiós a Franco.

Aunque ha intentado sobrepasar el cordón policial para llegar hasta el cementerio donde descansará el dictador, la Policía se lo ha impedido, si bien le ha enviado a un espacio protegido de los medios de comunicación.


 

EL HELICÓPTERO CON LOS RESTOS DE FRANCO ATERRIZA EN MINGORRUBIO


 

El helicóptero que traslada el féretro de Francisco Franco ha despegado del Valle de los Caídos a las 13.40 horas en dirección al cementerio de Mingorrubio El Pardo, donde será inhumado en el panteón donde reposa desde 1988 el cadáver de la mujer del dictador, Carmen Polo.

En la aeronave, un helicóptero Cougar del Ejército del Aire destinado al traslado de autoridades y personalidades, normalmente Casa Real y Gobierno, viajan la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños, el subsecretario del Ministerio de la Presidencia, Antonio Hidalgo, el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver. En representación de la familia del dictador, su nieto Francis Franco y el letrado Luis Felipe Utrera Molina.

Mientras esperaban a entrar en el helicóptero, los representantes del Gobierno se han mantenido a una notable distancia de Francis Franco y el abogado de la familia, Luis Felipe Utrera-Molina, e incluso se ha podido ver discutiendo a Utrera Molina con Bolaños.

A pesar de que el atáud de madera donde se enterró a Franco en 1975 está dañada por el paso del tiempo -las imágenes permiten ver una raja en su base- la familia ha decidido conservar la caja y trasladarla tal cual a Mingorrubio, a pesar de que el Ejecutivo había dispuesto un nuevo ataúd ante la previsión de que el original estuviese dañado.

Dentro de la caja de madera hay otra de zinc sellada en cuyo interior está el cuerpo de Franco y que el Gobierno no tenía intención de abrir en caso de que se conservase, como era probable, en buen estado.

El féretro ha salido de la Basílica después de que los operarios lo aseguraran colocando una tabla de madera sobre su base. Se ha cubierto con una tela marrón y un pendón con el escudo de los Franco, sobre el que la familia depositó una corona de laurel decorada con lazos en forma de flor y con los colores de la bandera nacional.


 

EL FÉRETRO DE FRANCO SALE DE LA BASÍLICA DEL VALLE


 

La familia Franco ha despedido el féretro del dictador del Valle de los Caídos con un "¡Viva España, Viva Franco!", después de que a las 12.54 horas de la mañana se abriese las puertas de la Basílica y el féretro fuera conducido a hombros de varios familiares hasta un coche funerario.

La comitiva salió de la Iglesia a la hora citada. La caja con los restos de Franco eran portada a hombros por 8 familiares varones mientras que el resto les seguía a paso lento, hasta depositar el féretro en un coche. Fue en ese momento cuando se escuchó en la explanada del Valle el grito de ¡Viva España, Viva Franco!.

Al fondo, desde la puerta de la basílica, presenciaron la escena los representantes del Gobierno: la ministra de Justicia, Dolores Delgado, el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños y el subsecretario del ministerio de la Presidencia, Antonio Hidalgo.

El féretro estaba cubierto por un pendón con el escudo de la familia y sobre él había una corona de laurel adornado con cintas con los colores de la bandera española.



 
 

BREVE RESPONSO TRAS LA EXTRACCIÓN


 

El prior de la Basílica del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, oficiaba a las 12.44 horas un breve responso, a petición de la familia Franco, tras la extracción del féretro que guarda los restos del dictador de la sepultura del templo, ha informado el Gobierno.

A pesar de los daños que presenta, la familia ha decidido conservar el féretro original y trasladarlo sin cambios al panteón del cementerio de Mingorrubio El Pardo, el lugar decidido por el Ejecutivo para reinhumar los restos del dictador, que reposarán al lado de donde yace su mujer, Carmen Polo, enterrada en 1988 en ese panteón.

Cuatro familiares de Franco sacarán a hombros el féretro de la Basílica y lo conducirán hasta un coche fúnebre, que lo trasladará hasta el exterior de la Basílica.

Un helicóptero Superpuma del Ejército del Aire espera en las inmediaciones del Valle para trasladar los restos del dictador al cementerio de Mingorrubio-El Pardo.



 
 

RETIRAN LA LÁPIDA DE LA TUMBA DE FRANCO SIN INCIDENCIAS


 

Los operarios de la empresa contratada por el Gobierno han retirado "sin incidencias" la lápida que cubre la tumba actual del dictador Francisco Franco en la Basílica del Valle de los Caídos, ha informado el Ejecutivo a las 11.51 horas.

Se han ayudado de un gato hidráulico para levantar la pesada losa de granito, de 1.500 kilos, y de unos rodillos para desplazarla. Ahora se comprobará en qué condiciones se conserva el féretro.

El cuerpo de Franco se conserva dentro de una caja de zinc sellada, introducida a su vez en un ataúd de madera que podría estar deteriorado por el paso del tiempo. El Gobierno ha previsto por ello otra caja de madera para, en caso necesario, pasar el féretro al nuevo ataúd antes de trasladarlo a Mingorrubio.

Si la caja de zinc se conserva en buen estado, lo que es probable, no se abrirá para comprobar que efectivamente es el cuerpo de Franco el que se conserva en su interior. El Gobierno no lo considera necesario ya que cuando se enterró al dictador, el entonces notario mayor del Reino, el ministro de Justicia José María Sánchez-Ventura, certificó que el cadáver introducido en el ataúd era el de Franco.

Sólo si la caja de zinc estuviera deteriorada sería necesario tocar los restos directamente para trasladarlos al nuevo féretro. Un médico forense cuya identidad el Gobierno no ha facilitado por su seguridad se encargará de supervisar todo el procedimiento.


 

EL TRASLADO EN HELICÓPTERO ES LA PRIMERA OPCION



 
 

El helicóptero Súper Puma del 402 escuadrón de las Fuerzas Aéreas del Ejército de Aire ha aterrizado a las 11.00 horas en la pista junto a la explanada del Valle de los Caídos para trasladar el cuerpo de Francisco Franco hasta el cementerio de Mingorrubio.

El helicóptero, que iba con las ventanas tapadas, es el que se utiliza para el transporte de personalidades del Gobierno y la Casa Real. El Gobierno había informado poco antes que la hora prevista para que aterrizaran las aeronaves era a partir de las once de la mañana, horario que se ha cumplido, si las condiciones lo permitían.

El traslado por aire es la primera opción, aunque el Gobierno también ha dispuesto una alternativa por carretera. Según han precisado desde el Palacio de La Moncloa, hasta el final de la exhumación no se podrá determinar "con certeza" si el recorrido se hará por aire o por carretera.

Los 22 familiares de Francisco Franco acreditados para asistir a la exhumación del dictador ya han accedido al Valle de los Caídos. La primera tanda de familiares ha llegado sobre las 9.30 horas de este jueves, mientras el resto de la comitiva lo ha hecho a las 9.45 horas.

Los descendientes de Franco han llegado en un minibús y dos furgonetas, escoltados por vehículos policiales. Previamente había llegado la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, que acude en representación del Gobierno como notaria mayor del Reino.



 
 

22 FAMILIARES PRESENTES



Los familiares de Francisco Franco han accedido pasadas las 10.15 horas de este jueves a la Basílica del Valle de los Caídos para asistir a la exhumación del dictador.
 

Se trata de un grupo de 22 personas formadas fundamentalmente por los nietos del general, sus cónyuges y sus bisnietos, entre quienes figura Luis Alfonso de Borbón. Jaime Martínez Bordiú portaba una corona de laurel con una banda con los colores de la bandera de España con una única dedicatoria escrita: 'Tu familia'.

En el grupo se encontraba también el letrado de la familia, Luis Felipe Utrera-Molina, que llevaba en la mano un ramo de flores. Francis Franco también llevaba en su mano izquierda unos objetos y telas imperceptibles a ojos de la cámara.

Los familiares han llegado al Valle de los Caídos a bordo de minibuses del parque móvil del Estado que les han recogido en diferentes puntos de Madrid.

Aunque todos han accedido a la Basílica, donde ya les esperaban los representantes del Gobierno -la ministra de Justicia, Dolores Delgado; el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños; y el subsecretario del Ministerio de Presidencia, Antonio Hidalgo- sólo serán dos los familiares que vean directamente el momento de la retirada de la lápida, en principio Cristóbal y Merry Martínez Bordiú.

Y es que sobre la tumba de Franco se ha colocado una carpa con techo y tapada en sus laterales que impedirá ver los trabajos de retirada del féretro de la tumba desde el resto de puntos del interior de la Basílica.

Dentro de la carpa sólo asistirán los operarios que retirarán la lápida con la ayuda de un gato hidráulico, un médico forense que vigilará todo el procedimiento, los dos familiares del dictador y los representantes del Gobierno.

El cuerpo de Franco se conserva dentro de una caja de zinc sellada, introducida a su vez en un ataúd de madera que podría estar deteriorado por el paso del tiempo. El Gobierno ha previsto por ello otra caja de madera para, en caso necesario, pasar el féretro al nuevo ataúd antes de trasladarlo a Mingorrubio.

En cambio, el Ejecutivo ve probable que la caja de zinc se conserve en buen estado. De ser así, no se abrirá para comprobar que efectivamente es el cuerpo de Franco el que se conserva en su interior. El Gobierno no lo considera necesario ya que cuando se enterró al dictador, el entonces notario mayor del Reino, el ministro de Justicia José María Sánchez-Ventura, certificó que el cadáver introducido en el ataúd era el de Franco.

Sólo si la caja de zinc estuviera deteriorada sería necesario tocar los restos directamente para trasladarlos al nuevo féretro. Un médico forense cuya identidad el Gobierno no ha facilitado por su seguridad se encargará de supervisar todo el procedimiento.

Uno de los elementos que hacen pensar que el féretro se conserve en buen estado es que la actual tumba está cubierta por hormigón y plomo, lo que debería haber funcionado como protección ante corrientes subterráneas de agua.

A petición de la familia, el prior de la Basílica del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, bendecirá los restos cuando estos salgan de la carpa, pero ningún monje benedictino más podrá estar presente en el interior de la Basílica en ese momento.

El féretro será sacado de la Basílica a hombros por cuatro de los familiares de Franco y, junto a miembros de la empresa funeraria, será transportado hasta la explanada del Valle, donde esperará el coche fúnebre. No se les permitirá cubrir el ataúd con bandera alguna, como habían solicitado, ni tampoco se rendirán ningún tipo de honores.