El acusado de abusar de una joven que vivía en su casa para hacer un curso: "No soy un pederasta"

El acusado de abusar de una joven que vivía en su casa para hacer un curso: "No soy un pederasta"

El acusado ha negado estos hechos y ha asegurado que no ejerció fuerza contra la muchacha, tan solo le dio dos besos de despedida y puede ser que por error uno se lo diera en mitad de los labios

El hombre acusado de presuntos abusos a una menor de 14 años francesa que residía en su casa para hacer un curso de español ha negado ese jueves los hechos y se ha declarado "totalmente inocente". "No soy un pederasta", ha asegurado el procesado.

La Sección Tercera de la Audiencia de Málaga ha juzgado a este hombre, para el que la Fiscalía ha mantenido la petición de nueve años de prisión al acusarlo de un delito de agresión sexual con la agravante de superioridad; mientras que la defensa considera que no hay pruebas para la condena. El juicio ha quedado visto para sentencia.

Los hechos sucedieron en agosto de 2016. Según la acusación, la menor estaba temporalmente en España con un grupo organizado realizando un curso de español y su familia de acogida era el acusado, según el fiscal, condenado en 2008 por un delito de prostitución a una pena ya extinguida en ese momento; junto con su mujer y sus dos hijos menores.

Según el fiscal, el día antes de la fecha prevista para que volviera a su país, el acusado le insinuó a la menor que se quedara y que la iba a echar de menos, momento en el que "la rodeó con los brazos atrayéndola hacia sí con fuerza y besándola, y realizando tocamientos en las nalgas e impidiendo que se alejara", según ha sostenido la acusación, tras lo que le dio un beso en la boca.

El acusado ha negado estos hechos y ha asegurado que no ejerció fuerza contra la muchacha, tan solo le dio dos besos de despedida y puede ser que por error uno se lo diera en mitad de los labios, pero ha insistido en que no la cogió por la cara para besarla. Ha dicho que no había tenido problemas antes. "Ella está diciendo que yo la he forzado y eso no es cierto", ha manifestado.

Por su parte, la denunciante, que ha declarado por videoconferencia, ha ratificado todos los hechos recogidos en la acusación, asegurando que el hombre la abrazó fuertemente, dejándole los brazos inmovilizados, por lo que ella intentó separarse y finalmente lo consiguió.