Contenidos

Noticia

Remontada insuficiente (3-3)

Remontada insuficiente (3-3)

Empate a goles en La Rosaleda. El Elche se hizo con el primer tiempo, y el Málaga dominó en la segunda. Los de Víctor tuvieron incluso ocasiones para acabar llevándose los tres puntos. Juankar fue el mejor, desbordando por banda y forzando el penalti que transformó Sadiku. Los fallos defensivos vuelven a hacer que el conjunto blanquiazul no pueda sumar de a tres. 

El partido comenzó con ritmo por parte del Málaga. Los de Víctor pusieron toda la carne en el asador y dispusieron de muchas ocasiones. Hasta Sadiku se topó con la madera con el 0-0. 

Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, Fidel anotó un doblete para desesperación del malaguismo. El primero, de penalti después de que Munir cometiese una falta clara dentro del área sobre Josan. Y, en el segundo, aprovechó un buen centro del mismo Josan para superar al guardameta marroquí del Málaga.

A pesar de los dos tantos encajados, el conjunto blanquiazul no se vino a abajo y, por medio de Pacheco, recortó distancias al borde del descanso. El pizarreño aprovechó una pelota suelta en la frontal para ponerla en las redes del Elche. Con este tanto, el Malaga rompió una racha de 335 minutos sin ver puerta.

A la vuelta de vestuarios, el guión fue el mismo. El Málaga siguió apretando al Elche, y las concesiones defensivas de los ilicitanos hacía prever una remontada. Pero para sorpresa de todos, Villar anotó el 1-3 tras un magnífico testarazo. Todo era lágrimas y sollozos en La Rosaleda. Sin embargo, la velocidad de Juankar esta vez sí que dio reedito. El lateral izquierdo se echó el equipo a la espalda y forzó un clamoroso penalti que se encargaría en transformarlo Sadiku. 

En la cresta de la ola y con La Rosaleda en pie, Mikel la puso con música y Antoñín la mandó a guardar con un sublime cabezazo imparable para Badía. En apenas cinco minutos los de Víctor Sánchez del Amo igualaron la contienda y a punto estuvieron de certificar una histórica remontada.