Un mercado invernal para sobrevivir

Un mercado invernal para sobrevivir

Este 2 de enero se inicia la ventana navideña de fichajes y el Málaga deberá dar salida a jugadores si pretende reforzar varias posiciones. Una idea que Víctor ha manifestado públicamente pero que difícilmente puede producirse ya que el vigente escenario económico no le permite más operaciones al club de Martiricos salvo que se lleven a cabo diversas salidas.   

Los blanquiazules sobrepasan su límite salarial en una cuantía que oscila en cinco millones de euros por lo que tendrá que hacer caja si pretende apostar fuerte en este mercado invernal. No hay que olvidar que bajo este escenario, a día de hoy, la Liga permitiría únicamente dar de alta a un jugador que cobrara lo mínimo -40.000 euros de aquí a final de temporada-. De esta manera se inicia un mercado invernal para sobrevivir ya que tendrá que acertar con los reemplazos siempre y cuando se produzcan ventas o salidas en forma de cesión que liberen límite salarial. 

Víctor ha insistido en que necesita fichajes para poder mejorar la competitividad ya que los rivales directos darán de alta a nuevos jugadores en sus filas. La comunicación con Manolo Gaspar ha sido y es constante. Durante varios meses han estado en permanente contacto y han ido cribando la lista de jugadores, casi todos de perfil de Segunda División B, que pueden parecer idóneos para el equipo malaguista todo a expensas del beneplácito final de Al-Thani. No hay que negar que los focos a reforzar siempre han estado en la zona atacante aunque la idea de Víctor es la de mejorar más demarcaciones. 

Es innegable que urge la llegada de otro delantero puesto que los blanquiazules tan sólo cuentan con Sadiku que a pesar de firmar un gran tramo de temporada con siete goles es el único ariete que tiene la plantilla.  El poco gol anotado, diecisiete tantos en veintiuna jornadas, no es el único problema a mejorar. El lateral izquierdo sigue siendo una de las posiciones que más quebraderos de cabeza le ha dado a Víctor Sánchez del Amo. Hasta la consolidación del nuevo 'lateral' Mikel Villanueva, el madrileño optó por reubicar a jugadores como Diego, Juankar. Tuvo momentos y buenos minutos el canterano Cristo pero tras lesiones musculares y decisiones técnicas, el algecireño pasó a disputar minutos con el Atlético Malagueño mientras que se sigue ejercitando con el primer equipo.
 
En cuanto al apartado de bajas, el Málaga ha recibido ofertas por varios jugadores de la primera plantilla como Keidi Bare o Antoñín. A pesar de este escenario tan complicado, la postura del club es la de no malvender a los activos de la Academia y que pasen por caja pagando cláusula de rescisión. En caso del albanés 8 millones de euros y la del malagueño tres kilos. También ha habido contactos por parte del Espanyol para fichar a Adrián mientras que la idea del club es también dar salida a jugadores como Juanpi, Keko o Rolón pero de momento no llegan ofertas firmes por estos futbolistas. 

En enero sí o sí se tendrá que resolver de igual forma la situación de Iván Rodríguez, Álex Mula y José Rodríguez. Estos dos primeros mantienen su ficha con el Atlético Malagueño mientras que el centrocampista madrileño dispone de un sueldo prohibitivo por lo que se le tendrá que buscar acomodo. Tanto Mula como José Rodríguez han recibido el interés del Real Oviedo, equipo que tiene como director a Francesc Arnau, y que pretende pescar en Martiricos ante la necesidad de soltar lastre. 

Un mes de enero para dejar cerrado el Málaga que se jugará los cuartos para sobrevivir otro año en Segunda División en las próximas 21 fechas. Un momento crucial para el futuro deportivo de la entidad y que dependerá de la decisión final que tome la secretaría deportiva, los planteamientos de Víctor y la ejecución de los jugadores. Todo esto sin olvidar que de manera paralela se está jugando otro partido y es el la querella criminal sobre Al-Thani y las posibles medidas cautelares que podrían tomarse como la de una nueva administración judicial.