El VAR salva a Munir y al Málaga en el Nuevo Tartiere (1-1)

El VAR salva a Munir y al Málaga en el Nuevo Tartiere (1-1)

La tecnología concedió un penalti claro de Mier por manos que transformó Sadiku para conseguir un punto en terreno asturiano. Antes, el internacional marroquí no calculó el bote del balón en un liviano tiro de Sangalli y regaló el 1-0 en un nuevo error de concentración. Los de Víctor fueron muy superiores, pero la falta de pegada y los errores vuelven a lastrar a los blanquiazules, que suman 11 empates en 22 jornadas. 

En un duelo de necesidades, Málaga y Oviedo igualaron (1-1) en el Nuevo Tartiere para empezar el año a medias. Sadiku, desde los 11 metros, igualó el tanto de Sangalli que había llegado en el primer tiempo. El conjunto blanquiazul dominó durante todo el encuentro

Los de Víctor Sánchez comenzaron el encuentro dominando ante un Oviedo que esperaba en su propio campo con mucha intensidad e impidiendo que el Málaga hilvanase acciones de peligro a través de la posesión. 

Sadiku pudo adelantar a los blanquiazules de haber cargado correctamente su fusil. El albanés se quedó solo en la frontal pero su disparo se perdió por encima de la meta de Champagne. 

Ramón y Keidi intentaban y conseguían sacar la pelona desde atrás, pero una vez llegaba esta a la línea de tres cuartos, se le fundían las ideas al conjunto blanquiazul. 

A pesar del dominio territorial, en la primera que tuvo el Oviedo, Marcó Sangalli adelantó a los locales con la colaboración de Munir, que no calculó bien el bote del esférico, regalando así el 1-0 cuando mejor estaba el Málaga. 

El jarro de agua fría heló a los de Víctor hasta el descanso. Con la posesión, rozando el 70% de la misma, el Málaga lo apostaba todo a internadas de Antoñín que no llevaban a nada o los intenos insípidos de Renato.
Tras el descanso, el Malaga continuó llevando el ritmo del encuentro. Se jugaba a lo que querían los de Víctor, pero las ocasiones no terminaban de llegar. Hasta que se aparecieron los Reyes Magos en el cuerpo de Mier. La mano del canterano oviedista dentro del área fuera señalada previa consulta con el VAR. Sadiku convirtió la pena máxima para alegría del malaguismo.

El Malaga estaba mejor, pero el Oviedo reaccionó al tanto blanquiazul y dio un paso, en vano, pero hacia adelante. Sadiku tuvo también una última ocasión tras una media vuelta magistral dentro del área, pero se marchó por encima de la puerta oviedista. A pesar del descuento, que se marchó hasta los siete minutos, ni Oviedo ni Málaga consiguieron inquietar la meta rival.

Con el punto cosechado en el Nuevo Tartiere, el Málaga acaba la jornada con un punto por encima del descenso, al igual que el conjunto asturiano, pero con el golaverage a favor tras el 2-1 de la ida.