Los errores propios han condenado al Málaga en este curso

Los errores propios han condenado al Málaga en este curso

En una temporada difícil en lo ofensivo, donde la falta de gol sigue lastrando al Málaga, los errores individuales y colectivos en defensa son los que realmente han costando puntos a los blanquiazules. Pese a ello el Málaga sigue siendo, junto con el Huesca, el equipo que menos goles recibe de toda la Segunda.

La guinda llegó ante el Mirandés, con dos errores de bulto. El primero de Munir, que directamente regaló el tanto a de Souza y luego aparecería Juankar cometiendo un penalti tan absurdo como claro, que encima fue capaz de protestar.  Pero la cosa no viene de ahí. Ya en la segunda jornada del campeonato, Mikel le puso en bandeja a Rubén Castro el gol tras una perdida en mediocampo. Ante el Rayo en La Rosaleda, Juankar se dejó coger la espalda por Embarba en un centro desde la banda de Cifu. Con el 1-0, el Málaga dejó escapar ahí dos puntos.

Tan solo una semana después fue Diego González ante el Albacete el que perdió de vista a Rey Manaj y este aprovechó la ocasión para dejar los tres puntos en el Carlos Belmonte. En Zaragoza de nuevo, entre Juankar y Juanpi se dejaron comer la tostada en el 2-2. Mientras que Munir salió en la foto del tanto del Oviedo en La Rosaleda al regalárselo literalmente a Ibra.

Una semana después, Diego González acompañó a Yuri hasta dentro del área pequeña, tumbando las esperanzas de victoria en Ponferrada. Al igual que hiciera ante el Alcorcón, donde de nuevo perdió de vista a su marca y facilitó el 1-0 final. Una semana más tarde, un error defensivo entre Mikel y Munir acabó finalmente en penalti del marroquí sobre el jugdaor del Elche y a la postre acabó en gol. 

Ya en el 2020, Munir de nuevo participó activamente en el tanto del Oviedo en el Tartiere. Un total de 10 errores individuales que están evitando que el Málaga pueda alejarse del pozo.