Piden prisión permanente para un hombre por matar a otro al que roció lejía en Málaga

Piden prisión permanente para un hombre por matar a otro al que roció lejía en Málaga

La víctima sufrió varias lesiones y quemaduras por el contacto con la lejía, así como la afección de las vías respiratorias y falleció pocos días después

Un jurado popular tiene previsto juzgar este lunes a un hombre para el que la Fiscalía de Málaga solicita la pena de prisión permanente revisable al acusarlo de presuntamente acabar con la vida de otro, de 80 años y con movilidad reducida, al que supuestamente agredió y roció con lejía para robarle dinero de su casa, de donde se llevó 170 euros.

Los hechos sucedieron en noviembre de 2018 en Málaga capital. Según el escrito provisional del fiscal, el acusado fue a la casa de la víctima, a la que conocía al ser cliente habitual de un bar en el que el procesado había sido camarero y porque le había acompañado en numerosas ocasiones a su casa.

Una vez en la vivienda, señala la acusación pública en sus conclusiones iniciales, y tras varios intentos infructuosos de que el otro le abriera la puerta, la víctima abrió pensando que era un voluntario de una asociación benéfica que le llevaba diariamente la comida.

En ese momento, el acusado le pidió dinero y como el otro hombre se negó y le dijo que iba a llamar a la Policía, el procesado "entró por la fuerza, le tiró al suelo y le dio varias patadas en la cara", según indica el escrito provisional del ministerio público, al que ha tenido acceso Europa Press.

Según el fiscal, entonces, presuntamente "con la finalidad de acabar con su vida y evitar que le denunciara por estos hechos", el acusado supuestamente le "roció con una botella de lejía por la cabeza" y, luego, se apoderó de los 170 euros que la víctima llevaba en su cartera, tras lo que se fue del lugar.

La víctima sufrió varias lesiones y quemaduras por el contacto con la lejía, así como la afección de las vías respiratorias, que le ocasionaron un cuadro neumónico intenso y otros padecimientos. Finalmente, el hombre falleció días más tarde.

Para la Fiscalía, los hechos constituyen provisionalmente un delito de robo con violencia en concurso con otro de asesinato, solicitando que se le imponga prisión permanente revisable y que indemnice a los familiares del fallecido -sus dos hijos y una mujer- con 25.000 euros a cada uno.

Uno de los hijos está personado como acusación particular y su abogado solicita inicialmente que se le imponga la pena de 21 años de prisión y que sea indemnizado con 150.000 euros; mientras que la defensa niega los hechos y señala que no hay motivos para considerarle responsable de delito alguno, pidiendo la absolución.