Descartan que los restos hallados en los terrenos del Astoria sean de la muralla musulmana

Descartan que los restos hallados en los terrenos del Astoria sean de la muralla musulmana

Hallan unos 80 cadáveres que podrían ser de la época de la conquista  

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha visitado este miércoles las actuaciones de excavaciones arqueológicas en la parcela del Astoria y Victoria donde, aún a falta de terminar los trabajos, han aparecido entre unos 80 y 90 restos humanos de época cristiana que podrían haber participado en la conquista de Málaga, aunque restan llevar a cabo los estudios antropológicos de los mismos.

Además, han precisado que, en principio, también se está estudiando el resto de muralla hallada, que "no se adecua a lo que es un tapial musulmán", sino que se trataría de un tapial posterior de época castellana, lo que sería de la época del convento y hospital de Santa Ana. De confirmarse, según ha apuntado, al no ser un Bien de Interés Cultural (BIC) no precisaría de conservación.

"Estamos en fase de estudio, tenemos que ver la base, pero sí sabemos que el alzado es muy posterior", ha dicho la arqueóloga Ana Arancibia. También el alcalde ha incidido en que "parece que los restos tapiles no sean nada significativo". "Parece un tapial de unas condiciones menos sólidas y menos interesantes que las que hay en calle Carretería, y parece que tiene que ver con el propio edificio, no de la ciudad". Es más, ha incidido en que parece que "no hay ningún resto que demuestre que la ciudad tuviera murallas aquí".

De la Torre ha visitado los trabajos junto con el concejal delegado de Ordenación del Territorio, Raúl López; la concejala delegada de Cultura, Noelia Losada, y la arqueóloga Ana Arancibia.

La excavación que se están realizando desde el 19 de noviembre en la parcela se planteaba en extensión con un solo corte denominado 'Corte 1'. Los trabajos de excavación se están realizando a mano, contándose con apoyo mecánico para la retirada de tierras y estructuras mayores, así como para el acceso ágil a los niveles y capas con interés arqueológico.

El procedimiento de excavación está siendo mediante el decapado estratigráfico de los sedimentos a partir de las deposiciones naturales, manteniendo la observación precisa de los condicionantes geomorfológicos o antrópicos: buzamientos, orientación, rupturas, etcétera.

La profundidad determinada para alcanzar el nivel arqueológicamente estéril es superior a 5,50 metros medidos desde las cotas actuales del viario, que oscilan entre los 13,70 metros sobre el nivel del mar en la Plaza de la Merced y los 14,40 metros sobre el nivel del mar en la intersección de la Plaza con la Calle de la Victoria.

La excavación por métodos arqueológicos que se está llevando a cabo implica el vaciado hasta una profundidad de 5,50 metros por debajo de la cota actual.

Sobre los cuerpos encontrados ha precisado que serían de momento de la conquista, incidiendo en cuando al nivel hallado en que "son inmediatamente anteriores a la creación del convento y posteriores al ultimo momento musulmán". No obstante, ha incidido en que se tienen que llevar a cabo los estudios antropológicos que demuestran todas las cuestiones.

"Es muy curioso que esos cadáveres están insertos en el nivel musulmán", ha añadido, señalando que los restos están "casi parejos" unos y otros, por eso se ven unos de lado, mirando a la Meca, y otros con la postura cristiana de enterrarse, que es de frente mirando a cielo y con las manos en cruz.

Sobre si podría hallarse alguna edificación romana importante, la arqueóloga ha precisado que aunque aún no se puede decir nada "creemos que por el sitio que está, que es muy inestable, es muy difícil tener una estructura tan grande como un circo".

Por su parte, De la Torre ha incidido en que "hasta ahora no se han encontrado nada que pudiera justificar una continuidad de lo que se ha encontrado, pero queda tiempo, unos dos meses, hasta final de mayo, salvo que surja un factor que retrasara y es importante que se desarrolle en términos de seguridad total y garantía de un buen trabajo técnico", ha incidido.
 

TRABAJOS



Por otro lado, la arqueóloga, sobre los trabajos que se están llevando a cabo ha incidido en que "sabíamos que iba a estar el convento de Santa Ana", aunque ha reconocido que "es posible que el nivel de muertos no esperáramos que hubiera tantos". No obstante, ha dejado claro que "dentro de lo que estamos ahora mismo es lo que se tenía previsto que saliera".

Por su parte, De la Torre ha valorado que la excavación va "a buen ritmo, al que estaba planteado". "Va según las previsiones", ha apostillado el regidor. Las obras de excavación arqueológica fueron adjudicadas a la UTE Hermanos Campano-Canteras de Almargen por un importe de 387.204,55 euros (IVA incluido).

Ha valorado, por otro lado, que los proyectos que la ciudad tiene en estos años "han permitido hacer multitud de excavaciones, obligadas por ley pero hechas con mucho gusto", ha dicho, recordando que "gran parte de lo que hay en el museo arqueológico en la Aduana viene de las excavaciones que el Ayuntamiento ha impulsado en estos últimos 20 años".
 

ESTADO DE LAS OBRAS DE EXCAVACIÓN



Actualmente, los trabajos de excavación sobre la parcela de 2.436 metros cuadrados, se encuentran en la primera fase de excavación sobre una extensión de 1.942 metros cuadrados, tras haber superado la primera fase de vigilancia que correspondía a la retirada de cimentación e infraestructuras, y a una profundidad media de 1,54 metros respecto a los tres metros de profundidad contemplados en esta fase de la obra.

Concretamente, en la parte norte y en la habitación central se ha alcanzado una profundidad de 2,99 metros, así como en la sala de tinajas que se han alcanzado 3,59 metros.

Los restos encontrados están en la línea esperada, ya que el terreno donde se actúa se encuentra sobre los pavimentos del Hospital de Santa Ana (S.XV-SXVI). En su subsuelo se han descubierto enterramientos cristianos en dos niveles.

Tras la finalización de esta primera fase de la excavación y siempre que no surja ningún imprevisto no contemplado por la naturaleza del terreno, se procederá al inicio de la segunda fase de excavación sobre una extensión de 866 metros cuadrados y una profundidad de 1,50 metros, para finalizar con las obras, previsiblemente, durante el mes de julio.

Previo a la excavación en curso, se procedió a realizar los trabajos para la demolición del edificio de los antiguos cines Astoria-Victoria comenzaron el pasado 3 de septiembre.