José María Muñoz prescinde de Richard Shaheen que abandona el club en taxi

José María Muñoz prescinde de Richard Shaheen que abandona el club en taxi

Una vez que el administrador judicial ya ha tomado cargo de sus funciones, la primera medida llevaba a cabo ha sido la de echar al que hasta ahora era el director general del club. Richard Shaheen había solicitado abandonar las instalaciones de La Rosaleda con su chófer oficial (gastos que corrían a cargo del club) un hecho que no ha permitido José María Muñoz al no tener ya Shaheen privilegio alguno con la entidad blanquiazul. 

Empiezan a producirse los primeros movimientos y eso que acaba de empezar esta misma mañana la nueva etapa del club bajo la administración judicial de José María Muñoz. El economista y abogado malagueño hacía acto de presencia en las oficinas del club alrededor del mediodía.

Una vez en su interior comunicó a Richard Shaheen que tenía que abandonar las instalaciones. El que hasta entonces era el director general del club y que percibía unos emolumentos de unos 300.000 euros, solicitó salir de La Rosaleda con su chófer, algo que no ha permitido el administrador judicial que ha llevado a cabo la primera decisión de peso: expulsar al americano de Martiricos. Eso sí, tuvo que acudir un taxi para que saliera de su interior. 

Tal y como recoge el auto, el administrador tiene la potestad para ejecutar y llevar a cabo todas estas decisiones mercantiles y no se descartan que continúen produciéndose más movimientos debido a que los empleados de responsabilidad de la entidad quedan relegados con su presencia. José María Muñoz tendrá por delante, como mínimo, sesenta días de administración judicial donde tendrá que intentar revertir la crisis insticuional y abordar con garantías la viabilidad del club debido a la gruesa estructura que sigue teniendo a día de hoy.