Contenidos

Noticia

Ericsson advierte del "impacto significativo" que puede tener el coronavirus en su actividad

Ericsson advierte del "impacto significativo" que puede tener el coronavirus en su actividad

Señala que el coronavirus ya ha causado perturbaciones en sus operaciones en China, país en el que cuenta con oficinas y centros de fabricación

El fabricante sueco de telecomunicaciones Ericsson, que cuenta con una factoría en Málaga, ha señalado que el brote coronavirus ya está afectando a su actividad en China y ha advertido de que, en caso de que la situación en torno al Covid-19 empeore en el futuro, podría tener "un impacto significativo" para la compañía a nivel global.

En su informe anual de 2019, Ericsson menciona entre los factores de riesgos para su actividad las pandemias como la causada por el Coronavirus y advierte de que podrían afectar "severamente" a sus operaciones locales y globales relacionadas, por ejemplo, con la entrega de servicios, actividades de I+D y cadena de suministro, así como a sus clientes y proveedores, "con importantes consecuencias financieras y de otro tipo".

En este sentido, señala que el coronavirus ya ha causado perturbaciones en sus operaciones en China, país en el que cuenta con oficinas y centros de fabricación, y subraya que "cualquier perturbación relacionada con esto puede llegar a tener un impacto significativo para el grupo, en China y en todo el mundo".

Por otro lado, Ericcson también señala que las "complicadas" condiciones económicas mundiales y la inestabilidad política y la incertidumbre, así como los riesgos geopolíticos y las tensiones comerciales, podrían tener "efectos adversos y de gran alcance" en la demanda de sus productos y los de sus clientes, lo que podría hacer que los operadores y otros clientes pospongan inversiones o inicien otras iniciativas de reducción de costes para mantener o mejorar su posición financiera.

Así, Ericsson añade que riesgos geopolíticos y tensiones comerciales, como las que existen actualmente entre China y Estados Unidos, podrían afectar negativamente a sus operaciones globales, incluidas las de I+D y de cadena de suministro en esos y otros países.

En este sentido, incide en que pueden generar aranceles o aumentar los costes que pueden no ser recuperables y afectar a sus rentabilidad, así como causar interrupciones en el desarrollo internacional de productos, la cadena de suministro y sus actividades de exportación e importación.

"La escalada de las tensiones comerciales entre EEUU y China ha dado lugar a restricciones comerciales y a un aumento de los aranceles, lo que en caso de evolucionar negativamente podría dañar nuestra capacidad de competir eficazmente en los mercados chinos o con empresas chinas", agrega.

Respecto al Brexit, indica que aún se desconocen los términos del acuerdo sobre las condiciones de las relaciones entre Reino Unido y la Unión Europea (UE) a partir de 2021, por lo que sus efectos a largo plazo dependerán del acceso que tenga el país a los mercados europeos y podrían afectar a sus costes de suministro o los movimientos de personas y datos.