Contenidos

Noticia

Establecimientos chinos cierran por vacaciones o descanso por "miedo" al coronavirus

Establecimientos chinos cierran por vacaciones o descanso por "miedo" al coronavirus

La facturación cae un 40% en comercios y restaurantes: "Muchos tienen pánico y se están yendo a sus casas; ellos tienen ahorros"

La estampa que en los últimos días se viene sucediendo en comercios y restaurantes chinos de ciudades y municipios de Andalucía, con carteles de 'Cerrado por reformas', 'Cerrado por descanso' o 'Cerrado por vacaciones' ha llamado la atención de muchos ciudadanos por lo inusual; unos cierres que vienen motivados por el "miedo" a contagiarse por el coronavirus.

Así lo ha admitido a Europa Press la presidenta de la Asociación de Empresarios Chinos en Andalucía, Leticia Chen, quien ha señalado que son muchos los compatriotas que "tienen pánico y han optado por cerrar sus establecimientos". Algunos de los que no lo están, por el momento, atienden protegidos con mascarillas e incluso plásticos.

Chen ha indicado que la reducción de la facturación es ya del 40 por ciento por lo que muchos comerciantes chinos están negociando una bajada en el alquiler de sus locales con los propietarios para poder afrontar la situación generada por la expansión del coronavirus.

Incluso, en muchos casos, no descartan el cierre indefinido de estos establecimientos "porque abrir les está costando dinero". Otros optan por cerrar sus negocios uno o dos meses, ha reiterado Leticia Chen, quien ha señalado que "están de cara al público y no sabemos si el que entra está infectado o no y no podemos rechazarles pero el periodo de incubación es de muchos días".

Así, la dirigente de los empresarios chinos en Andalucía ha subrayado que estos trabajadores asiáticos "se quedan en sus casas o van a refugios en el campo, a naves de los polígonos o en las propias tiendas". Pero también hay otros que tienen que seguir trabajando y una de las soluciones, según se ha podido ver en comercios de Málaga, es atender a través de una ventanilla.

Leticia Chen ha manifestado que los chinos "no viven al día" sino que en muchos casos tienen ahorros y pueden permitirse el cerrar uno o dos meses.
 

Los niños no están yendo al colegio



Incluso, una gran mayoría no están llevando a sus hijos a los colegios para evitar cualquier posibilidad de contagio. En este caso, muchos no han ido en toda esta semana y han avisado a los centros educativos de que están en casa "en cuarentena".

"No es una enfermedad mortal, excepto para personas enfermas ya; y de hecho el índice de mortalidad es bajo", ha dicho Chen, quien ha incidido en la prevención. Ha puesto como ejemplo que desde su país se está importando para sus compatriotas "remedios de medicina china que se toman diez días para prevenir" y luego hay "otro para personas que ya tienen el coronavirus y que han utilizado miles de pacientes del Instituto General de Medicina China".