Contenidos

Noticia

Emasa garantiza el suministro de agua y aplaza los cortes por impago

Emasa garantiza el suministro de agua y aplaza los cortes por impago

El procedimiento queda temporalmente suspendido para asegurar el abastecimiento mientras se mantenga el estado de alarma

La Empresa Municipal de Aguas de Málaga, Emasa, ha acordado el cierre desde este lunes de sus oficinas de atención al cliente en el edificio del Hospital Noble como medida preventiva para reducir los efectos de la crisis del coronavirus, aunque desde la entidad han garantizado el suministro y han informado del aplazamiento de los corte, salvo los causados por avería.


 

Dichas dependencias de Emasa permanecerán temporalmente sin actividad presencial mientras se mantenga la actual situación de emergencia sanitaria. Durante este tiempo se seguirá tramitando las gestiones de atención al público desde la línea gratuita del Teléfono del Agua 900 777 420, por vía telemática en el correo electrónico registro@emasa.es y en la Oficina Virtual de la página web de Emasa.


 

Así lo han informado desde el Ayuntamiento, apuntando que otra medida adoptada es el aplazamiento de los cortes de suministro para mantener el abastecimiento de manera ininterrumpida, salvo en aquellos casos en que sea necesario para la reparación de averías en la red de distribución de agua potable. En el caso de los procesos de corte por impago, el procedimiento queda temporalmente suspendido para asegurar el abastecimiento mientras se mantenga el estado de alarma.


 

Igualmente, han indicado en un comunicado, se garantiza en todo momento "la calidad del agua y un suministro en condiciones óptimas a toda la población"; se aplican los protocolos de registro seguimiento habituales, así como las medidas preventivas y recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la autoridad competente a nivel estatal.


 

Asimismo, han manifestado que todas las fuentes de beber de la capital han quedado temporalmente fuera de servicio para evitar la propagación de contagios por esta vía entre la población.


 

También han precisado que para atender las incidencias, Emasa cuenta con todo su personal disponible y a las empresas que tiene subcontratadas con el objetivo de reducir los tiempos de reparación al mínimo imprescindible para restablecer el servicio.


 

Por otra parte, las obras programadas de mejora y mantenimiento que no sean estrictamente necesarias para garantizar el buen funcionamiento de red de abastecimiento quedan aplazadas; en el caso de las labores de lectura de contadores se han restringido, realizándose exclusivamente las lecturas a aquellos que están ubicados en fachadas de edificios o en portales de los bloques de viviendas.


 

Además, la empresa municipal ha implantado otra serie medidas organizativas en el ámbito de la empresa favoreciendo el teletrabajo en aquellos puestos en que sea posible; reubicar los espacios en los centros de trabajo para mantener las distancias de seguridad; evitar aglomeraciones en los vestuarios o en las zonas de descanso flexibilizando los turnos y horarios de su personal; descartar las actividades presenciales que no permiten distancia suficiente; y restringir los desplazamientos entre las distintas sedes.