Enfermeras del Hospital Regional entregan cartas de ánimo a los pacientes

Enfermeras del Hospital Regional entregan cartas de ánimo a los pacientes

Los enfermos ingresados con coronavirus están aislados y no pueden recibir visitas, por eso es tan significativa para ellos esta iniciativa

Una enfermera del Hospital Regional de Málaga está repartiendo cartas de ánimo enviadas por ciudadanos a los pacientes ingresados con sospecha de coronavirus o ya confirmados que no pueden recibir la visita de sus seres queridos durante los días que permanecen aislados. Sus compañeras de turno de trabajo no han tardado en sumarse a la iniciativa de esta profesional, que ya está pidiendo que le hagan llegar más misivas.

Todo surgió de Belén Navarrete, enfermera del Servicio de Enfermedades Infecciosa en la quinta planta de dicho hospital malagueño, a la que le llegó el llamamiento de una doctora de un hospital de Madrid que había lanzado este tipo de iniciativa allí y sintió que esto era lo que necesitaban sus pacientes.

Por eso comenzó a pedir a sus conocidos cartas y a canalizarlas a través de su correo electrónico para luego imprimirlas y dárselas a los pacientes que atiende en su planta durante el tiempo del desayuno o la medicación, siempre cumpliendo las normas de seguridad sanitaria de limpieza y desinfección y optimizando los recursos en cuanto a minimizar las entradas y salidas al área.

Este pasado viernes ya ha entregado varias cartas, siempre anónimas, y a los que no pueden leer por si mismos se las han leído las enfermeras. Según ha apuntado, tanto los mayores como los más jóvenes ingresados "se han emocionado mucho" con las palabras que han recibido de los ciudadanos en estas misivas. "Esto lo necesitaban, necesitan ánimo", ha asegurado.

"Nosotros escuchamos todos los días los aplausos de la gente en nuestras casas o en los hospitales y eso nos da ánimo, pero los pacientes no los están escuchando", ha dicho Navarrete, quien ha apuntado que "la cartas siempre la tienen ahí y en cualquier momento pueden volver a leerlas y ver que una persona que está en su casa ha dedicado su tiempo para escribirlas".

Como ejemplo ha señalado que ha entregado una misiva de una niña de 12 años que ha pintado un arcoiris y ha dado ánimos, diciendo "que pronto se va a curar y a estar con su familia". "A la persona que ha recibido esta carta se le han caído dos lagrimones de emoción", ha indicado esta enfermera, quien ha explicado que en los mensajes los ciudadanos dicen a los pacientes "que están pendientes de ellos, que todo pasará y que no tiren la toalla".

Esta enfermera del Hospital General ha señalado que los pacientes están muy agradecidos, "incluso un hombre mayor que se iba de alta ha pedido llevárselas porque se las quería enseñar a su familia", por lo que ha mostrado su intención de seguir repartiendo el ánimo de la población a través de las misivas que vaya recibiendo en dicho correo.

Además, ha propuesto que los padres manden dibujos con mensajes de sus hijos que están en casa sin colegio para dárselos igualmente a las personas ingresadas para llenarlas de ánimos e ilusión.