El Clínico amplía las áreas de Urgencias, Hospitalización y UCI para infectados

El Clínico amplía las áreas de Urgencias, Hospitalización y UCI para infectados

Los mandos intermedios conocen cada día las decisiones organizativas que se van adaptando a las necesidades que van surgiendo

El Hospital Clínico universitario Virgen de la Victoria de Málaga ha puesto en marcha un nuevo plan de contingencia para dar respuesta a las necesidades asistenciales que se están generando cada día ante la llegada al centro de pacientes con síntomatología de coronavirus (COVID-19), ampliando las áreas de urgencias, hospitalización y cuidados intensivos para los pacientes infectados.

El centro, que ya dispone de tres circuitos específicos y diferenciados con todas las condiciones de seguridad y de aislamiento establecidas por el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud y Familias para atender a pacientes sospechosos o positivos confirmados en COVID-19, ha aumentado las áreas destinadas a atender a este tipo de pacientes respecto a la semana pasada ante la alta presión aistencial de los últimos días.

Por ello, se se ha ampliado el área de aislamiento en el servicio de Urgencias, pasando de uno a tres módulos para atender a todos lo pacientes con síntomas respiratorios que acuden a esta zona del hospital. Esto supone una disponibilidad de 16 camas y una decena de sillones, según ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado. En este área se ha aumentado el número de consultas con respecto a días anteriores, pasando de dos a cuatro.

También se ha ampliado dicho circuito en el área de Urgencias del Hospital Valle del Guadalhorce, que depende del Virgen de la Victoria, donde se han diferenciado también dos circuitos: uno de ellos para polivalente, y el otro para pacientes con sintomatología respiratoria, además de los pacientes respiratorios que se están atendiendo en el área de observación.

En el área asistencial de Hospitalización, y siguiendo estrictamente las indicaciones establecidas por el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud y familias, se han aumentado también el número de camas disponibles con respecto a días anteriores, pasando de un centenar a más de 200 camas, que se irán ocupando según las necesidades de cada momento.

En el Hospital Valle del Guadalhorce se han habilitado estos últimos días una planta de hospitalización para pacientes con necesidades de ingreso no afectados por COVID-19, para trasladar allí a los pacientes y aumentar la capacidad del Virgen de la Victoria en el área de hospitalización, lo que permitirá incrementar en medido centenar más las camas disponibles para la próxima semana.
 

Nuevo plan para aumentar camas en UCI



Por su parte, en el área asistencial de Cuidados Intensivos (UCI) se encuentran actualmente disponibles un total de 18 camas, el triple que hace una semana, lo que supone tres módulos de aislamiento para atender las necesidades integrales de estos pacientes dentro de este servicio. El centro está trabajando ya en el plan de contingencia para aumentar las camas de cuidados intensivos.

Desde la Junta han subrayado que la planificación asistencial del centro hasta el día de hoy se ha ido adaptando a las necesidades de proporcionar las infraestructuras para atender la demanda de estos pacientes, sin desatender al mismo tiempo la atención de los problemas de salud que requiere su población de referencia.

Las últimas medidas que se han llevado a cabo son: planificar la actividad asistencial en turnos de mañana y tarde para impedir la acumulación tanto de pacientes como profesionales en el centro, además de que sólo se llevará a cabo la atención en consultas externas según criterio clínico, como las relativas a pacientes de Oncología Médica y Oncología Radioterápica, entre otras.

La actividad quirúrgica, han recordado, se está manteniendo en pacientes urgentes, oncológicos, cirugía mayor ambulatoria y programados que requieran pocos días de ingresos. También, los servicios de apoyo al diagnóstico están organizados en turnos de mañana y tarde, y se están reprogramando las actividades sanitarias.

Estas medidas, han agregado, están posibilitando la flexibilidad horaria para los trabajadores con menores a su cargo.

Desde el pasado 26 de febrero la comisión COVID-19, creada según directrices de Consejería de Salud y Familias, está integrada por un grupo multidisciplinar que tiene la función de asesorar a la dirección del centro, documentando la trazabilidad de todos los casos en investigación y desde donde parten sugerencias y decisiones sobre abordaje interno de estos pacientes.

La comisión está compuesta por el director gerente, parte del equipo directivo, tanto médico como de enfermería y profesionales expertos clínicos en cuidados críticos, infecciosos, neumología, medicina interna, medicina preventiva, microbiología y documentalistas.

Igualmente, han destacado la formación que se ha llevado a cabo desde que a nivel nacional se dictaminaron los primeros planes de actuación, según los distintos protocolos indicados por el Ministerio de sanidad en la materia a todos los profesionales y especialmente a aquellos que trabajan en servicios donde están recibiendo atención estos pacientes, además de formación básica y avanzada para profesionales con perfiles definidos.

Diariamente, han añadido, se informa a los mandos intermedios de las decisiones organizativas que se van adaptando a las necesidades diarias, así como a los agentes sociales, y agradecer su labor en mantener la paz social al informar también ellos a los profesionales.

La dirección del Hospital Virgen de la Victoria ha agradecido a todos los profesionales y mandos intermedios que están trabajando !con absoluta profesionalidad y entrega para hacer frente a esta situación, así como a los pacientes , familiares, acompañantes y cuidadores que están respetando con absoluta responsabilidad las normativas de acceso y movilidad en el centro".