Andalucía dará prioridad en los test rápidos a los mayores en residencias

Andalucía dará prioridad en los test rápidos a los mayores en residencias

Desde este pasado martes se han empezado a practicar esas pruebas

La Junta de Andalucía se ha comprometido a dar "prioridad absoluta" a las personas mayores alojadas en las residencias de la comunidad autónoma a la hora de aplicar test de diagnóstico rápido del Covid-19, y ha elevado a 177 el número de fallecidos con coronavirus en dichos centros con datos actualizados a fecha de este miércoles, 8 de abril.

Así lo han trasladado el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, y el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, que se ha celebrado este miércoles.

Bendodo ha subrayado que los mayores son "uno de los grupos de población más expuestos a los efectos del virus", y ha explicado que el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha detallado en el Consejo un informe sobre la situación de las residencias de ancianos en la comunidad autónoma, del que se desprende que "el 85,8%" de los mayores alojados en ellas "no presentan síntomas ni están en situación de aislamiento" actualmente.

En concreto, Marín ha precisado que en Andalucía se contabilizan 1.080 residencias de mayores, tanto públicas como privadas, en las que hay 42.911 personas residentes, de los que 36.820 no presentan síntomas.

En cambio, hay 3.834 residentes "con sospecha de positivo" en coronavirus y 1.080 que han sido confirmados como afectados por el virus, de los que han fallecido 177 personas, según ha apuntado el vicepresidente de la Junta, que también ha informado de que hay 520 trabajadores de residencias que están "bajo sospecha" de estar contagiados del Covid-19, y 399 casos confirmados como afectados por esta enfermedad entre dicho colectivo de profesionales.

Además, el consejero de la Presidencia ha confirmado que la cifra de fallecidos relacionados con el coronavirus en la residencia 'Joaquín Rosillo' de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) se eleva a 24, y a doce las contabilizadas en el geriátrico DomusVi Santa Justa de Sevilla capital.

Bendodo ha indicado que por parte de la Junta se van a realizar test rápidos "a todos los mayores que están alojados en las residencias", y, de hecho, ha puntualizado que ya desde este pasado martes se han empezado a practicar esas pruebas, que se quieren completar "en el menor tiempo posible, porque los mayores son nuestra prioridad en la gestión de esta crisis", según ha insistido Bendodo, quien ha aclarado también que, "de forma paulatina, vamos a incorporar las pruebas a los demás centros de carácter sociosanitario, como los de adicciones y de salud mental".
 

Repaso de actuaciones



Ha sostenido que el Gobierno andaluz "está actuando con toda su energía en los centros de mayores", y, así, ha detallado que, desde el pasado 20 de marzo, ha realizado "un seguimiento proactivo de los 1.038 centros residenciales y sociosanitarios con servicio de enfermería y médicos de Atención Primaria".

Además, Andalucía cuenta actualmente con dos centros medicalizados en Sevilla -el Hotel Alcora- y La Línea de la Concepción (Cádiz) -la Residencia de Tiempo libre- para "atender a mayores que requieran aislamiento por positivo"; este miércoles se han puesto en marcha dos centros más de esas características en Málaga y Sevilla -el hospital de Fremap-, y otro centro en Granada va a estar "listo la próxima semana".

Igualmente, la Junta ha medicalizado once centros residenciales de mayores, y desde el 20 de marzo ha repartido un total de 926.350 mascarillas, de las que 618.450 han sido para centros residenciales y las restantes 307.900 para la ayuda a domicilio.

Según ha abundado la Junta, desde la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios y el Servicio Andaluz de Salud se han "reorganizado y reforzado" los servicios para la prevención y abordaje de las necesidades de salud de los centros residenciales y centros sociosanitarios asimilados.

Para ello, se ha conformado una red de trabajo con enfermeras gestoras de casos en cada provincia que han realizado "un seguimiento proactivo, bien telefónico o con visitas presenciales, en la totalidad de los centros residenciales de Andalucía para conocer de primera mano la situación de implementación de las medidas de prevención de la enfermedad y del estado de salud de los residentes".

Asimismo, se ha puesto en marcha un aplicativo telemático para la monitorización de las residencias que permite conocer su situación y evolución y "tomar decisiones ante las incidencias que vayan ocurriendo".

En segundo lugar, se ha procedido a la medicalización de la atención residencial ante la presencia de casos, "facilitando todos los medios profesionales y materiales necesarios para garantizar la asistencia efectiva a los centros residenciales".

En tercer lugar, se han habilitado zonas de evacuación cuando en una residencia puedan existir dificultades estructurales para organizar los aislamientos, exista falta de personal para desarrollar los cuidados o cuando se produzcan situaciones clínicas específicas que puede mejorarse evacuando a los residentes.
 

Ayuda a domicilio



Por su parte, los pacientes con enfermedades crónicas de mayor complejidad o situación de dependencia que estaban siendo atendidos en el domicilio "han estado recibiendo llamadas continuadas de sus enfermeras de familia para acompañarlos y continuar así su seguimiento".

De igual modo, las enfermeras de familia han continuado atendiendo presencialmente en su domicilio a las personas que así lo han necesitado, según explica la Junta, que aclara igualmente que, durante el período de confinamiento, también se ha puesto en marcha un procedimiento para realizar un cribado para identificar factores de riesgo social y facilitar los recursos necesarios.

Para facilitar esta actividad, se ha incorporado un nuevo aplicativo en la Historia Clínica Digital, que permite a los profesionales de Atención Primaria realizar y registrar la llamada, realizar la valoración y recoger las intervenciones recomendadas en función de las necesidades de la ciudadanía.

En esta línea, la Consejería de Salud y Familias ha informado que en el programa de seguimiento proactivo en domicilios se han realizado más de 105.700 contactos telefónicos por parte de las enfermeras a 58.089 pacientes distintos.

Denuncia de Adelante



Por otro lado, a preguntas de los periodistas sobre la denuncia por posible negligencia que ha interpuesto Adelante Andalucía contra la Consejería de Salud y los responsables de la citada residencia de San Juan con 24 fallecimientos, Bendodo ha replicado que "todos los partidos tienen que estar a la altura" en esta crisis, y "todos los gobiernos, en absoluta colaboración", porque "este virus no entiende ni de colores políticos ni de territorios, ni de ideologías".

En esa línea, ha sostenido que "aquellos partidos en Andalucía que pretendan sacar rédito de esto no lo van a sacar", porque la ciudadanía "no lo va a entender". Frente a ello, el consejero portavoz ha emplazado a los partidos a "ayudar" y "respaldar" al Gobierno andaluz al igual que, según ha apuntado, está haciendo la Junta con el Ejecutivo central.

Por su parte, el vicepresidente Juan Marín ha subrayado que la Consejería de Salud "asumió la responsabilidad en las residencias de mayores de Andalucía el 16 de marzo", y el Gobierno de España "ha tardado 22 días en mandar test rápidos a Andalucía, y más de 20 días en mandar material de protección para los profesionales que atienden a esos mayores en las residencias".

"Es un dato para la reflexión cuando algunos partidos se arrojan de esta forma en una situación como la que nos encontramos", ha apostillado Marín, que ha concluido asegurando que no será el Gobierno andaluz quien vaya a "hacer demagogia de este asunto ni de las personas que están falleciendo".