La planta de Fujitsu en Málaga reincorpora a la mitad de la plantilla del ERTE

La planta de Fujitsu en Málaga reincorpora a la mitad de la plantilla del ERTE

La fábrica ha comenzado la fabricación de los respiradores diseñados en Málaga

La planta de Fujitsu Ten en Málaga ha empezado a incorporar al 50 por ciento de la plantilla que incluyó en el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que se presentó ante la falta de materiales provenientes de China a raíz de la crisis sanitaria del virus COVID-19.

La decisión llega después de que el Gobierno permitiese la vuelta al trabajo en las fábricas y la construcción, también ante la previsión de que algunas fábricas de Toyota en Europa vuelvan a abrir, según ha explicado a Europa Press el presidente del comité de empresa, José Lozano, de CCOO.

"Esta semana hemos empezado a incorporarnos a partir del lunes de manera paulatina y ahora mismo prácticamente el 50 por ciento de la plantilla que estaba en el ERTE se ha incorporado", ha precisado, a lo que ha añadido que "de momento como hay anuncios de algunas factorías de Toyota que previsiblemente van a abrir", si bien "las fechas concretas se desconocen".

Lozano ha detallado que "después de una parada en la línea tú tienes que reactivarla y estar preparados para el momento en que digan 'quiero x unidades' tenemos que estar ya con un mínimo de 'stock'".

Además, "el lunes se rescataron del expediente 14 compañeros que han iniciado la fabricación de respiradores", ha indicado. La planta comenzó a adaptar a principios de abril una línea de su producción para crear los respiradores diseñados en Málaga, a la espera de que llegasen todos los materiales y los prototipos recibieran el visto bueno para su producción.

A principios de este mes solo mantenía la preparación de los respiradores, algunos empleados en teletrabajo y un pequeño taller de reparación de cajeros automáticos a petición de Madrid, que ahora se ha ampliado con el montaje de unidades.

Asimismo, "hay actividades menores para otros clientes que también se están activando ya", y además "antes del confinamiento general se estaban montando una línea para nuevos productos, que también se ha reactivado", ha concretado Lozano.

"Salvo que varíe la situación en Europa, que es donde están las factorías, todo apunta a que a lo largo de este mes se podrá restablecer la actividad", ha señalado Lozano, si bien ha apuntado que "esa es la previsión, aunque con cautela".

Así, la planta de Málaga vuelve a recuperar poco a poco su principal actividad, la fabricación de equipos electrónicos para automóviles, además de contar con líneas para producir cajeros bancarios automáticos, máquinas recicladoras de billetes y otros productos para diversos sectores.