El tesoro de Dylan Murray, un joven seguidor del Málaga confinado en Londres

El tesoro de Dylan Murray, un joven seguidor del Málaga confinado en Londres

Su madre publicó una foto de la habitación del niño de 12 años para participar en un concurso fomentando por el club

Dylan Murray es un niño de 12 años amante del fútbol que vive en Londres, donde se encuentra confinado junto a su familia, pero, en vez de ser aficionado de uno de los numerosos equipos de la capitán británica, como ser 'gunner' del Arsenal o 'blue' del Chelsea, tiene en su casa todo un 'relicario' malaguista.

Dylan sorprendió hace varios días en redes sociales cuando su madre, Lindsay, publicó una foto de la habitación de su hijo para participar en un concurso fomentando por el club andaluz llamado 'LaCasaMalaguista'.

Desde Londres, enseñó al mundo que tiene un dormitorio plagado de objetos malaguistas, su edredón lleva el escudo del Málaga y sobre su cabecero ondea la bandera blanquiazul.



"Me enamoré del Málaga desde que vi mi primer partido de fútbol cuando tenía tres años, fue una experiencia increíble", asegura en una entrevista concedida a los medios oficiales del club.

Entre balones, fotos, camisetas y demás artículos, Dylan tiene una colección de medio centenar de objetos repartida entre su casa en Londres y la de sus abuelos, que viven Málaga desde hace treinta años.

"Cada temporada ahorro el dinero suficiente para comprarme la primera y la segunda equipación", confiesa Dylan, que añade que sus amigos no entienden qué es el Málaga CF y ni esa devoción, pero él se encarga "de explicarles y enseñarles" todo lo que sabe del equipo y el porqué de su malaguismo.

Su ídolo actual es el lateral granadino Miguel Ángel Cifuentes 'Cifu' y es fan de los porteros en general gracias al camerunés Kameni, aunque uno de sus mejores recuerdos fue cuando conoció en persona al brasileño Weligton y cuando visitó La Rosaleda por primera vez.

"He estado unas veinte veces en el estadio, visitando el museo, la tienda y también en los partidos, es increíble", explica el joven seguidor.

La familia tenía pensado viajar hasta la Costa del Sol en agosto, pero no saben si la pandemia de la Covid-19 frustrará sus planes y Dylan tendrá que esperar un poco más para volver a visitar su particular templo futbolístico.