Celaá: "Ningún alumno perderá el curso escolar por el Covid-19"

Celaá: "Ningún alumno perderá el curso escolar por el Covid-19"

La ministra de Educación defiende el acuerdo para fomentar la promoción de curso pero niega que se otorgue un "aprobado general"  

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha asegurado que "ningún alumno perderá el curso escolar por el covid-19", y ha defendido el acuerdo alcanzado este miércoles con las comunidades autónomas para que la promoción de curso sea "la normal general" este año "con mayor motivo" tras la suspensión de las clases presenciales por la pandemia del coronavirus.

"La repetición de curso será una medida muy excepcional que deberá estar sólidamente argumentada y acompañada de un plan preciso de recuperación", ha afirmado Celaá en una comparecencia ante los medios en el Palacio de la Moncloa unas horas después de que finalizase la reunión telemática de la Conferencia Sectorial de Educación con los consejeros autonómicos del ramo.

"La titulación debe ser la práctica habitual para los alumnos en cuarto de ESO, segundo de Bachillerato y Formación Profesional", ha añadido la ministra de Educación, aunque ha subrayado que la propuesta de fomentar la promoción de curso no se puede considerar una aprobado general, una medida que considera "injusta". "Este acuerdo no concibe esa medidas, por tanto el curso continua. No hay aprobado general", ha reiterado Celaá.

Celaá, acompañada por el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, y de la secretaria general de Formación Profesional, Clara Sanz, han desgranado algunos de los acuerdos alcanzados con la comunidades, como finalizar el curso en junio, tal y como estaba previsto, o permitir la apertura de los colegios en verano para ofrecer actividades de refuerzo voluntarias.

Sobre las actividades que se ofrecerán en los colegios en verano, Celaá ha puntualizado que no serán lectivas y estarán orientadas al "ocio y el tiempo libre" para ayudar también a la conciliación de las familias cuando finalice el confinamiento, siguiendo el modelo del programa Proa que desarrollaba el Ministerio hasta hace unos años.

La ministra ha aclarado que el programa de esta clases de refuerzo integradas en las actividades estivales "está sin desarrollar" todavía, pero tratarán que sean impartidas por "personas que no son las que habitualmente trabajan en el curso escolar", descartando así a los docentes que han trabajado durante todo el curso escolar. "Es otra actividad completamente diferente", ha apostillado.
 

Sin 'plan b' para la Selectividad



A preguntas de los periodistas por vía telemática, Celaá ha señalado que el Ministerio y las comunidades no tienen "un plan B" para la Selectividad, que fue aplazada a finales de junio y principios de julio, en el caso de que la evolución de la pandemia desaconseje su celebración presencial.

"No hemos considerado un plan B, pero obviamente, si no viéramos posibilidades para celebrar esas pruebas presenciales, arbitraríamos otro procedimiento", ha explicado Celaá, que después, en una entrevista a Telecinco recogida por Europa Press, ha admitido que unas pruebas de acceso a la universidad de forma telemática "podría" ser una posibilidad.

La ministra ha recordado que el Gobierno ya acordó el pasado 25 de marzo con las comunidades un modelo de la Evaluación de Acceso a la Universidad (EvAU) con una "opcionalidad más abierta de lo tradicional" porque "algunos alumnos no han podido cubrir toda la materia" de Bachillerato tras la suspensión de las clases. "No es una prueba más fácil, es una prueba que incorpora mayor opcionalidad precisamente para ser más equitativa", ha defendido Celaá.
 

Tercer trimestre de "repaso" y "recuperación"



Celaá ha comenzado su intervención en Moncloa admitiendo que el sistema educativo español "ha tenido que adaptarse de un día para otro" a la enseñanza a distancia por la propagación del coronavirus, y ha valorado la propuesta de acuerdo con las comunidades, que tienen hasta este jueves para confirmar que aceptan todas las medidas, porque ofrece "certezas" a estudiantes, docentes y familias ante el final de curso.

"El curso escolar continúa y continúan los aprendizajes. El curso ni acaba ya ni se prolonga más allá de junio", ha destacado la ministra, antes de enumerar las medidas para facilitar la promoción de los estudiantes, como que el tercer trimestre en curso se aproveche "para la recuperación, el repaso y el refuerzo" de competencias básicas para tampoco "sobrecargar" a los estudiantes con contenidos.

Celaá ha señalado que el tercer trimestre no será "una desventaja" para los alumnos que no han podido seguir la evolución del curso por la "brecha digital y social". Por ello, la evaluación este año será "continua y general", con adaptación curricular para que el próximo curso se puedan recuperar contenidos que no se han podido impartir por la interrupción de las clases.

Para el próximo curso, Celaá adelanta que "se flexibilizará el currículo" escolar, que considera "profuso y amplísimo, enciclopédico" en España, y las programaciones didácticas se centrarán en las "competencias esenciales", como plantea su proyecto de reforma educativa, la Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica (LOMLOE) que ha comenzado su trámite parlamentario.