El Ayuntamiento de Marbella mejorará la movilidad en calle Serenata

El Ayuntamiento de Marbella mejorará la movilidad en calle Serenata

El Ayuntamiento realizará la próxima semana trabajos de mejoras de la movilidad en el entorno de calle Serenata ante la reducción del tránsito de vehículos y peatones.

El Ayuntamiento de Marbella realizará la próxima semana trabajos de mejora de la accesibilidad y de la movilidad en el entorno de calle Serenata ante la reducción del tránsito debido al periodo de estado de alarma decretado por el Gobierno central. Los trabajos, que comenzarán el próximo martes y se prolongarán 20 días, se centrarán en adaptar los pasos de peatones a las personas con movilidad reducida, así como los cruces que no disponen de una visibilidad suficiente para los transeúntes. “Son unas actuaciones muy demandadas por los vecinos en unas zonas en las que se evidenciaba la necesidad de suprimir barreras arquitectónicas para conseguir también cumplir con la normativa”, ha subrayado el concejal de Obras, Diego López, quien ha explicado que, en concreto, se acometerán 16 actuaciones enmarcadas dentro del Plan de Barrios con un presupuesto de 74.476 euros.

    “La idea es aprovechar la escasa afluencia de vehículos por este vial y de vecinos por las aceras debido a la crisis sanitaria del Covid-19 para acometer estas labores tan necesarias”, ha remarcado el edil, al tiempo que ha recordado que en los próximos meses se procederá al asfaltado tanto de calle Serenata como de la travesía Huerta de los Cristales, “por lo que estas obras deben de estar terminadas siempre antes para que posteriormente no encontremos cortes o roturas sobre el vial recién asfaltado”. Igualmente, ha puesto el acento en la importancia de esta calle, “que sirve de vía de unión entre diversos barrios del Distrito Este tan populares como Divina Pastora”. 

Entre las incidencias que se solventarán, que  se encuentran especialmente en las intersecciones de calle Serenata con las calles Galveston y Javier Arraiza, ha aludido a paños de solería dañados por hundimientos, arquetas rotas o en mal estado y afección de pavimento y jardineras por el crecimiento de las raíces de los árboles. “Además, tras el estudio que se ha realizado de la zona se han localizado resaltos que pueden poner en peligro a los viandantes por lo que esta intervención se hace más que necesaria y urgente”, ha indicado López. Los arreglos se ejecutarán sobre una superficie de 194 metros cuadrados, donde se sustituirán hasta 12 unidades de arquetas y se colocarán bolardos que impidan el acceso de vehículos a las aceras reparadas.