El inicio de la temporada alta de cruceros deja a Málaga sin 49 escalas en abril

El inicio de la temporada alta de cruceros deja a Málaga sin 49 escalas en abril

El mes de mayo se preveían 31 llegadas de buques y unos 40.000 pasajeros

La temporada alta de cruceros que se inicia en la primavera no está dejando este año la habitual fotografía de barcos atracados en el puerto de Málaga y el trasiego de cruceristas por la capital de la Costa del Sol y otros municipios de la provincia.

El Puerto de Málaga preveía en el mes de abril, el segundo con mayor número de escalas después de octubre, un total de 49, que en número de pasajeros ascendía a más de 80.000, teniendo en cuenta la capacidad máxima de los buques.

Además, según los datos aportados a Europa Press, se preveían cinco escalas en base, principalmente de la naviera Marella Cruises y cinco escalas de barcos que visitaban el puerto de Málaga por primera vez.

Estas previsiones son las que la Autoridad Portuaria tenía antes del real decreto del estado de alarma y de las órdenes ministeriales que se han ido sucediendo para limitar la actividad, como es la llegada de cruceros de pasajeros, excepto aquellos con unas determinadas características especiales y siempre con permiso de Sanidad Exterior, como ocurrió con el buque Marella Dream, que llegó para desembarcar a unos pasajeros y, posteriormente a un tripulante fallecido y se fue; o el buque Sovereign, que continúa atracado en las instalaciones malagueñas con tripulación a bordo.

Desde el Puerto de Málaga aún no saben cuándo se retomará la actividad crucerística porque se desconoce cuánto se prolongará el estado de alarma. A ello, han precisado fuentes portuarias, se suma que habrá que estar pendientes de la decisión de las propias navieras del inicio de sus operativas una vez terminado el proceso, ya que las flotas están paralizadas en este momento.

El mes de mayo también se considerada temporada alta de primavera en el sector de cruceros, con 31 escalas previstas y unos 40.000 pasajeros. De ellas dos escalas iban a ser en base y de barcos de lujos de las navieras Seadream y Sea Cloud; así como dos llegadas de cruceros por primera vez al puerto de Málaga.