El Regional publica consejos nutricionales para pacientes en aislamiento domiciliario

El Regional publica consejos nutricionales para pacientes en aislamiento domiciliario

Se calcula que los requerimientos de energía son de unas 30 kilocalorías por kilo de peso y día haciendo una actividad física mínima

La unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Regional Universitario de Málaga ha publicado en la página web del centro un documento con recomendaciones nutricionales para los pacientes en aislamiento domiciliario con coronavirus.

Así, los profesionales pretenden, con estos consejos, contribuir a través de la alimentación, a la recuperación de las personas contagiadas que no precisan de ingreso hospitalario.

Publicado en el apartado web de la unidad, este documento, elaborado por facultativos especialistas en esta materia así como por enfermería del servicio y nutricionistas, recoge los alimentos más necesarios en función del estado del paciente.

El director de la unidad del Hospital Regional de Málaga, Gabriel Olveira, ha indicado que los pacientes afectados con COVID-19 "tienen necesidades de energía y de proteínas aumentados por la situación de inflamación aguda provocado por la infección y por la dificultad para cubrirlos por falta de apetito, de sabor y de olor, así como otras dificultades en la alimentación, como molestias digestivas".

Se calcula que los requerimientos de energía son de unas 30 kilocalorías por kilo de peso y día haciendo una actividad física mínima y de 1,5 gramos de proteínas por kilogramo de peso y día según diversas publicaciones. Además, se debe mantener un adecuado aporte vitaminas, minerales y de otros antioxidantes con efecto positivo para la recuperación, ha apuntado.

Entre otros aspectos, la unidad establece diversas recomendaciones para la fase aguda de la enfermedad incluso sin ingreso hospitalario, como priorizar los alimentos proteicos, aumentar las fuentes saludables de proteínas alimentarias como son las carnes magras, el pescado, proteínas de origen vegetal como las legumbres, huevos, frutos secos crudos y lácteos. También recomienda introducir alimentos proteicos tanto en desayuno como en almuerzo y cena.

Como trucos culinarios para aumentar el contenido proteico aconsejan añadir huevo, trozos de jamón serrano y quesos a ensaladas, cremas de verdura o sopas. Asimismo, aconsejan mantener un consumo diario elevado de fruta y verduras, además de cocinar con aceite de oliva y añadirlo en crudo.

Teniendo en cuenta que en ocasiones el COVID-19 está asociado a la falta de apetito, la unidad de Endocrinología y Nutrición recomienda, en caso de pérdida de peso o de poca ingesta de alimentos, consumir batidos hiperproteicos caseros como suplemento, cuya receta también recoge la página web del centro.

Además, en caso de náuseas o diarrea, también incorpora recomendaciones tanto de modo de ingesta como del tipo de alimentos. Ante vómitos, propone, entre otros aspectos, tomar los alimentos a temperatura ambiente o fríos, disminuir las grasas y suprimir los fritos, y separar los líquidos de las comidas, bebiendo entre comidas.

En caso de diarrea, aconseja tomar limonada alcalina y agua de forma abundante, ingerir los alimentos a temperatura ambiente o templados, y sustituir la leche y los derivados por productos sin lactosa.
 

Ingresados



Además de las recomendaciones en la web para pacientes que están en domicilio, la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Regional Universitario de Málaga ha elaborado un documento que recoge el abordaje de la desnutrición relacionada con la enfermedad en pacientes ingresados en centros sanitarios con coronavirus.

"Los pacientes ingresados con COVID-19 se consideran de alto riesgo de sufrir desnutrición relacionada con la enfermedad por tener requerimientos energéticos y proteicos aumentados, por la situación inflamatoria aguda grave y por la dificultad para cubrirlos por hiporexia y dificultades en alimentación", ha explicado Gabriel Olveira, que indica que, desde el ingreso, se recomienda a estos pacientes una dieta de alta densidad nutricional combinado con suplementos hipercalóricos e hiperprotéico.

Así, añade que, si a pesar de esta suplementación nutricional no se cumplen los requerimientos mínimos, se puede proceder a nutrición enteral por sonda complementaria a la oral o completa con el objetivo de cubrirlos, o a la nutrición parenteral si no es posible cubrir requerimientos anteriores por problemas derivados de la patología o de la evolución del paciente.

Estas recomendaciones están publicadas en la página web del centro , editada y supervisada a diario por la Subdirección de Tecnologías de la Información del hospital. Se puede acceder a ella en abierto a través del apartado de unidades de gestión y, una vez en ella, es necesario ingresar en el de 'Proceso de Nutrición Clínica', donde junto a las recomendaciones de coronavirus se hallan otros documentos elaborados por la unidad para el uso gratuito por parte de profesionales y la ciudadanía en general.