Los jugadores de Unicaja y Casimiro se bajan un 10% el sueldo

Los jugadores de Unicaja y Casimiro se bajan un 10% el sueldo

Desde la entidad hablan de un acuerdo "rápido" gracias a la colaboración de todos los afectados y su buena predisposición

El Unicaja Baloncesto ha anunciado este miércoles que ha llegado a un acuerdo con los jugadores del primer equipo y su entrenador, Luis Casimiro, para rebajarse el suelo de esta temporada en un 10 por ciento, si se reanuda, o en un 17,5 por ciento se si da por terminada a causa del coronavirus.

"Todos los implicados han aceptado reducir voluntariamente su salario en un 10% en caso de que se reanude la competición o de un 17,5% en caso de que la temporada concluya sin disputarse más partidos", explicó el club en un comunicado.

Desde la entidad hablan de un acuerdo "rápido" gracias a la colaboración de todos los afectados y su buena predisposición, en una acción que pretende paliar la pérdida por la disminución de ingresos y actividad en el club a causa de la pandemia.

El presidente de Unicaja Baloncesto, Eduardo García, aseguró que intentaron mantener la "normalidad" pero que el parón deportivo hace que sea necesario "un esfuerzo colectivo" para paliar la realidad actual y así evitar un "detrimento" en el futuro.

"Los jugadores y entrenador de la primera plantilla del club, reunidos con la dirección, han acordado rebajar voluntariamente su retribución para este año en función de las circunstancias que puedan afectar al cierre de la presente temporada 19/20", aseveró.

"Este esfuerzo que realizan los jugadores y técnico de la primera plantilla del Club evita tomar otro tipo de medidas más traumáticas que alcanzaría al resto de trabajadores con menor poder adquisitivo", añadió.

Tanto es así que aseguró que se siente "orgulloso" de los miembros de su plantilla, con personas con "enorme valor moral" y un amor al club "inquebrantable". "Todo el esfuerzo que hagamos en estos momentos nos servirá para afrontar el futuro con esperanza y seguridad", auguró.

El técnico, Luis Casimiro, agradeció que cobraran la totalidad de los sueldos en marzo, cuando ya no se jugó en la segunda quincena, y añadió que era "normal" hacer un "reajuste" de salarios. "Me parece lógico y normal que, en la medida que podamos, ayudemos al club en esta situación de necesidad", se sinceró.

"No me pareció mal, sino todo lo contrario, era justo. Las condiciones de ajustarnos el cinturón eran buenas y lo asumí con la lógica aplastante que conlleva este tiempo. Es lo natural, lo que corresponde y lo que es justo", añadió.

Por su parte, el capitán, Carlos Suárez, recordó que los jugadores son unos "privilegiados". "Hay que agradecer al club que respetó los contratos en el primer mes, que no era fácil con el cese de la actividad. Pensábamos que esto podía volver a la realidad antes de lo que está ocurriendo, pero al aumentar el tiempo del Estado de Alarma, éramos conscientes de que todos teníamos que hacer un esfuerzo", esgrimió.

"La verdad es que el acuerdo fue rápido y también era primordial que al resto de trabajadores del club se le respetase su trabajo, su salario y no perdiesen ese dinero", valoró el capitán de Unicaja.