Andalucía pide al Gobierno que autorice desplazamientos a huertos de autoconsumo

Andalucía pide al Gobierno que autorice desplazamientos a huertos de autoconsumo

La Junta pide que el permiso sea atendido aunque la persona no esté dada de alta en el régimen agrario, tanto para el mantenimiento como para la cosecha de alimentos

La Junta de Andalucía ha solicitado al Gobierno de la Nación que autorice de forma explícita los desplazamientos a granjas, huertos y corrales de autoabastecimiento de alimentos durante el confinamiento, siempre que estos se encuentren situados en el mismo municipio de residencia del titular o, en su caso, los limítrofes.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado este miércoles al Consejo de Gobierno de la solicitud al Ejecutivo central, que se produce ante la inquietud generada en muchas localidades andaluzas, tanto en zonas rurales como en el interior de ciudades, por la necesidad de atender estas producciones, básicas en la alimentación familiar y parte fundamental de la economía doméstica de muchas familias.

Según la Junta, ello supone que el permiso debe ser atendido incluso sin estar la persona dada de alta en el régimen agrario, tanto para el mantenimiento de su funcionamiento como para la cosecha de alimentos, ya que la situación de confinamiento y restricción de la movilidad surgida a raíz de la declaración del estado de alarma ha motivado que muchas actividades hayan quedado prohibidas. Entre ellas, la atención de huertos y cultivos de autoconsumo.

El Ejecutivo andaluz subraya que el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo permite salir de casa a la población general para la adquisición de alimentos y considera la agricultura como una actividad esencial que no debe detenerse "sin hacer referencia a este tipo de cultivos que ha proliferado en Andalucía", del que se abastecen "muchos habitantes de numerosos municipios rurales" y que "ahora
incluso son más fundamentales de cara a un periodo muy productivo".

"Las huertas son una forma de garantizar una alimentación saludable, algo particularmente importante ante una pandemia y que en muchos pueblos no es posible sin el producto de los cultivos familiares", subraya la Junta, que considera "evidente que no se pueden echar a perder las cosechas y que está justificado el acceso para poder trabajar en ellos, aplicando el sentido común y cumpliendo estrictamente las medidas sanitarias propuestas para evitar la propagación del virus".
 

Control de plagas


Además, la Consejería incide en que desatender las labores y tratamientos mínimos necesarios de estos cultivos puede repercutir en falta de control de plagas y enfermedades que a su vez pueden afectar al entorno y al medio natural. La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) recomienda semanalmente en función de condiciones climáticas y estado fenológico de los cultivos las prácticas necesarias a llevar a cabo para un control integrado de plagas sin distinción del régimen de titularidad de la explotación. Según la Junta, si no se realizan podrían provocar un desarrollo exponencial de estas plagas y enfermedades en esta época del año de mayor riesgo.

Por último, la Consejería al derecho a la alimentación reconocido en 1948 en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en posteriores instrumentos internacionales. Según las Directrices por el Derecho a la Alimentación (FAO 2004), es responsabilidad del Estado respetar, proteger y garantizar el derecho a una alimentación y nutrición adecuadas, particularmente en contextos de crisis como el actual.