Libertad con orden de alejamiento para el detenido por apuñalar a un vecino en Benalmádena

Libertad con orden de alejamiento para el detenido por apuñalar a un vecino en Benalmádena

El joven fue arrestado por presuntamente apuñalar en el hombro a otro hombre cuando paseaba a su perro

El Juzgado de Instrucción número 3 de Torremolinos ha acordado este lunes la puesta en libertad provisional del hombre detenido por el apuñalamiento de otro en la localidad malagueña de Benalmádena, imponiéndole una medida de alejamiento respecto de la víctima.

Así lo han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, apuntando a Europa Press que el juzgado ha tomado esta decisión tras valorar el alcance de las lesiones, los antecedentes del detenido y el informe del fiscal.

Según han precisado, el hombre está investigado por un delito de lesiones graves con uso de arma y la toma de declaración se realizó mediante videoconferencia. El juzgado le ha impuesto la medida de alejamiento de 1.000 metros respecto de la presunta víctima.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado sábado en Benalmádena a un hombre de 21 años por presuntamente apuñalar en el hombro a un vecino que paseaba a su perro. Según las primeras investigaciones, una disputa vecinal fue el detonante de un enfrentamiento entre ambos.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 12.00 horas en la zona centro de la localidad. Un aviso a la Sala del 091 alertaba de una agresión con arma blanca por una pelea vecinal. Una vez en el lugar, los agentes asistieron a la víctima que fue evacuada a un centro sanitario con un corte en el hombro concordante con arma blanca y necesitando puntos de sutura.

Según las informaciones recabadas en el lugar por la Policía Nacional, los implicados habían tenido una disputa anteriormente. La víctima bajo a la calle junto con su pareja para pasear a su mascota, cuando de manera sorpresiva, el encartado, de nacionalidad colombiana, se dirigió hacia él portando un cuchillo con la intención de herirle.

El perjudicado para evitar ser agredido, soltó a su perro, al cual estuvieron a punto de atropellar recriminándole esa acción al presunto agresor, que aprovechó el acercamiento para asestarle una puñalada en el hombro izquierdo.

Tras la agresión el investigado se dio a la fuga, pudiendo los agentes recabar información sobre las características de este, al que localizaron posteriormente oculto en la última planta junto a la puerta de la azotea del edificio donde reside y con restos de sangre en sus ropas.