Municipios del litoral de Málaga preparan sus playas para el verano

Municipios del litoral de Málaga preparan sus playas para el verano

Piden al Gobierno central que dé instrucciones ya para conocer cómo será el uso y disfrute de estos espacios.

Los más de 160 kilómetros de litoral de la Costa del Sol están preparados para el verano, sin embargo, este será un periodo distinto a lo que se está acostumbrado por la pandemia del Covid-19. Todos los municipios aseguran que están trabajando por que las playas estén en las mejores condiciones pero han pedido al Gobierno central que dé instrucciones ya para conocer cómo será el uso y disfrute de estos espacios.

El Área de Playas del Ayuntamiento de la Málaga capital está trabajando con distintas hipótesis y está a la espera de que el Gobierno de España "tome decisiones claras y dé la certidumbre necesaria para que los municipios podamos actuar con todas las garantías y la máxima seguridad".

El Ayuntamiento de Benalmádena, por su parte, tiene claro que la Policía Local deberá velar por el cumplimiento de la distancia social pero también incide en que esa responsabilidad es también de cada ciudadano, que tiene que mantener las distancias fijadas. Desde el Consistorio han señalado a Europa Press que sí solicitarán a los concesionarios de hamacas, por ejemplo, que respeten esas distancias a la hora de montarlas.

En Fuengirola continúan con el trabajo de adecuación de las playas pero esperan instrucciones de las autoridades sanitarias para cualquier otro tipo de decisión respecto al uso de las playas; al igual que en Marbella, donde el Ayuntamiento viene trabajando desde hace semanas para tener a punto estos espacios "pero su uso y disfrute dependerá de las directrices que establezca el Gobierno central en las próximas semanas".

En el caso de Estepona, fuentes municipales han precisado que en cuanto se establezcan las disposiciones del Gobierno central y las autoridades sanitarias sobre el uso de las playas, el Ayuntamiento las acatará y dará cumplimiento. Mientras llega ese momento, el Consistorio está trabajando en la conservación y mantenimiento del litoral.

"Durante estas semanas se ha continuado con la limpieza y el cribado de la arena, la retirada de algas y residuos, la puesta a punto de las duchas y oasis, así como con el pintado de los módulos y aseos y la colocación de las pasarelas", han explicado a Europa Press. Además, a principios de mayo, el servicio de playas se reforzará con una veintena de operarios fijos-discontinuos (conductores y peones) que intensificarán los trabajos, tal y como se hace cada año durante los meses de primavera y verano.

Así, aunque se desconocen aún las medidas que establecerá el Gobierno Central, el Ayuntamiento está trabajando en la puesta a punto de las playas para cuando puedan abrirse al público. Así que, se continúa actuando en el litoral a la espera de las disposiciones del Gobierno.

Torremolinos, por su parte, continúa con la puesta a punto del litoral, retomando la inspección de las playas, reforzando tareas como la limpieza y desinfección, trabajos de pintura, arreglos en el paseo marítimo y muros de ribera, o la poda de césped y palmeras. "Todo ello para que Torremolinos esté preparado para recuperar su actividad social y económica", según el Ayuntamiento. Además, por primera vez cuenta con un plan de playas para su implantación en cuatro años y se sacará a licitación el Servicio de Salvamento, Socorrismo y Vigilancia para el momento en que se permita de nuevo el baño en sus playas.
 

Costa del Sol oriental


En el caso de Rincón de la Victoria, el Consistorio está trabajando en varios escenarios posibles: "Estaremos preparados para cuando tengamos información concreta del Gobierno". El plan de playas ya está elaborado pero la irrupción del coronavirus impidió enviarlo al paralizarse todos los procedimientos administrativos.

El Ayuntamiento de esta localidad malagueña espera enviarlo esta misma semana. Además, está a punto de licitar el servicio de vigilancia y socorrismo de playas que incluirán medidas contra el COVID-19. "Hemos planificado reforzar aún más el servicio de playas, tanto en vigilancia para cumplir lo que nos indique el Gobierno central, como en limpieza de los aseos, duchas, papeleras, etcétera", han sostenido a Europa Press.

Además, también ha licitado el servicio de limpieza de las aguas superficiales del litoral del municipio como medida de previsión y planificación de los servicios fundamentales de cara la época estival en el municipio.

En el caso de Torrox, el plan de playas ya estaba preparado en marzo para tener las playas listas para la Semana Santa, con nuevos módulos, arreglo de los existentes, la instalación de papeleras y el cambio de imagen a todo blanco. El Ayuntamiento, según fuentes municipales, está a la espera de esas directrices del Gobierno central: "Estamos a espera para adecuar las playas a las nuevas necesidades. También en contacto con los chiringuitos para colaborar con ellos y ver sus necesidades".

"Para este Ayuntamiento es primordial tener nuestras playa listas y arregladas para su uso lo antes posible, de hecho desde que hemos empezado a trabajar con el tema de obras después de Semana Santa, estamos priorizando nuestros paseos marítimos y zonas de playas para pintura, arreglo, acondicionamiento, instalación de pasarelas porque es crucial para el tejido empresarial de nuestro municipio", han sostenido desde el Ayuntamiento de Torrox, en la comarca de la Axarquía.

En Nerja se está trabajando en distintos escenarios, esperando que el Gobierno central determine las condiciones del levantamiento del confinamiento mientras que en Vélez-Málaga se sigue actuando para que las playas de Torre del Mar estén en perfecto estado.

Desde la Concejalía de Playas veleña se ha incidido en la "complicada situación que se plantea de cara a este verano en las playas con el impacto que puede suponer ante la crisis del coronavirus", por lo que planteó al Gobierno que no se tuviera que hacer frente al canon de servicios por parte de empresarios de playas.