Málaga incrementa las medidas de higiene en los mercados municipales

Málaga incrementa las medidas de higiene en los mercados municipales

Se establece un aforo máximo de personas en los tres mercados municipales de mayor afluencia: Atarazanas, Huelin y Bailén

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Comercio, incrementará las medidas de higiene y control de espacios en los mercados municipales a partir del próximo fin de semana con el objetivo de garantizar la máxima seguridad tanto de comerciantes como de compradores.

Así, se establece un aforo máximo de personas en los tres mercados municipales de mayor afluencia: Atarazanas, Huelin y Bailén. Estos tres mercados son los que tienen más afluencia de público, lo que en determinadas horas puede impedir mantener las medidas distanciamiento recomendadas en estos momentos.

El aforo máximo del Mercado de Atarazanas será de 175 personas, de 165 en el Mercado de Huelin y de 240 en el Mercado de Bailén, han explicado desde el Ayuntamiento a través de un comunicado.

Cuando se detecte que la afluencia de compradores alcance esta cifra máxima se cerrarán los accesos de estos mercados municipales y sólo se podrá entrar y salir del recinto a través de dos puertas, que serán controladas por seguridad privada, cuyo trabajo complementará al que realizan los inspectores municipales de mercados, que desde el inicio del estado de alarma vienen prestando sus servicios al 100 por ciento.

Las personas que, estando completo el aforo, quieran realizar compras en los mercados tendrán que esperar fuera de las instalaciones, guardando la distancia de seguridad necesaria, hasta que salgan clientes del interior del mismo.

Además, se marcará una línea de seguridad en el suelo tanto en la zona de caja como en la de venta directa al consumidor en cada uno de los puestos, para, de este modo, asegurar la distancia entre el cliente, los productos y los comerciantes.

Esta distancia de seguridad será de al menos un metro cuando se cuente con elementos de protección o barreras o de dos metros si se carece de estos elementos. Se aplicará tanto en el proceso de compra como en las colas de atención y pago. De igual modo, se instalarán señales de informativas en los mercados municipales informado a la ciudadanía de estas medidas.
 

Medidas de higiene y control de espacios ya implantadas



Por otro lado, el Área de Comercio ha recordado a la ciudadanía las medidas que están en vigor en los mercados municipales y que deben cumplirse durante el estado de alarma con el objetivo de minimizar el contacto y favorecer las condiciones higiénicas durante la venta, tal y como se ha recordado recientemente en una nueva circular a los comerciantes de estos espacios.

Se debe realizar una limpieza y desinfección de los puestos, con una especial atención a superficies, pomos de las puertas, muebles, lavabos, suelos o teléfonos, para lo que puede utilizarse lejía de uso domestico diluida en agua.

Asimismo, se debe evitar la manipulación directa los alimentos por parte de la clientela, especialmente de los no envasados. Hay que fomentar el pago con tarjeta y limpiar el terminal de punto de venta, su fuera posible, después de cada uso.

Para hacer las transacciones de cobro hay que utilizar guantes y lavarse frecuentemente las manos con geles hidroalcohólicos. Si no se contara con este producto las manos deben lavarse frecuentemente. Además, hay que evitar que el personal que realice el cobro de las mercancías despache simultáneamente los alimentos. Se recomienda prestar el servicio de venta a domicilio.

En los puestos la distancia entre vendedores y clientes y entre clientes debe ser en tono momento de, al menos, un metro. Si hay varios vendedores, todos deben utilizar mascarillas y guantes.

Si el producto de venta está expuesto al cliente sin envasar se deberá proteger por vitrinas, plástico, cristal, metacrilato o cualquier otro material que garantice su higiene, evitando que el cliente los manipule si se trata de verduras, frutas o pescados.

Por último, se recuerda que los únicos puestos que pueden permanecer abiertos en los mercados municipales son los que venden productos de primera necesidad.