El Unicaja volverá al trabajo el lunes con estrictas medidas de seguridad

El Unicaja volverá al trabajo el lunes con estrictas medidas de seguridad

El Unicaja regresará a la actividad deportiva el lunes de forma individual con un protocolo de actuación, por lo que a todos los jugadores, técnicos y familiares serán sometidos al test serológico de captación de coronavirus.


El club anunció las prevenciones que se llevarán a cabo el lunes por la mañana con la formalización del test bajo la supervisión del personal del hospital malagueño tanto para el equipo masculino como para el femenino.



A partir de la tarde del próximo lunes comenzarán los entrenamientos individuales, por turnos en las instalaciones deportivas del pabellón Los Guindos, en la capital malagueña, que han sido desinfectadas por una empresa especializada.

Estas instalaciones se someterán a una limpieza a fondo diaria de todas las estancias y material que se utilicen durante los entrenamientos.

El protocolo que va a regir la vuelta progresiva a los entrenamientos establece tres fases, que se ajustarán a las indicaciones de la autoridades y a la programación de desescalada del confinamiento.

Tendrá una primera fase con entrenamientos individuales, acudiendo los jugadores en grupos de tres o cuatro para trabajar de forma individual en media pista cada uno, haciendo entrenamiento físico o tiro, en una canasta y con un entrenador.

El trabajo será marcado en líneas generales previamente vía telefónica y las instrucciones en pista serán transmitidas a una distancia de dos metros.

En las puertas de acceso al pabellón habrá mascarillas, guantes y gel desinfectante y solo se usarán los elementos que se asignen individualmente como el balón, agua y toalla.

No compartirán espacio ni contactarán físicamente con ningún miembro del equipo y no tendrán acceso al gimnasio, sala de fisioterapia o vestuarios.

La fase dos protagonizará los entrenamientos por grupos reducidos pudiendo coincidir máximo cuatro jugadores en la misma pista y serán un total de ocho jugadores en el pabellón, que vendrán cambiados de casa y se ducharán cada grupo en un vestuario previamente asignado.

Concluirá con la fase tres, en la que tocará el turno a los entrenamientos colectivos, donde se mantendrán las pautas generales de higiene de las anteriores, apunta el club en su informe.