Quirónsalud Marbella reactiva sus servicios asistenciales con normalidad

Quirónsalud Marbella reactiva sus servicios asistenciales con normalidad

Las medidas permiten garantizar las directrices de distanciamiento social tanto en consultas externas como en las salas de espera de urgencias

El Hospital Quirónsalud Marbella ha iniciado el proceso de normalización autorizada por el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía con el fin de ir recuperando gradualmente la actividad asistencial habitual.

Esta nueva fase se inició el pasado 27 de abril y en esta primera semana de funcionamiento el reciente protocolo implementado en las instalaciones del hospital marbellí ha sido acogido "de forma muy positiva por pacientes y personal sanitario", han precisado desde el centro sanitario en un comunicado.

Las medidas permiten garantizar las directrices de distanciamiento social tanto en consultas externas como en las salas de espera de urgencias. El apartado más relevante en este sentido es el diseño de circuitos diferenciados: uno para los pacientes con sospecha o con diagnóstico positivo de COVID-19, y otro para los pacientes que acuden al hospital para asistir a consultas externas, para realizarse pruebas diagnósticas, para intervenciones quirúrgicas o para ser atendidos en urgencias.

Este doble circuito se ha establecido en la red de instalaciones que el grupo Quirónsalud gestiona en la calle Severo Ochoa y áreas de confluencia (urgencias, área de diagnóstico por imagen, unidad de tráficos, curas, rehabilitación, diálisis, plantas de hospitalización, quirófanos, consultas externas, salas de espera).
 

Medidas de seguridad




Además de las mencionadas medidas adoptadas para crear un entorno de seguridad para pacientes y profesionales, se han establecido otras acciones encaminadas a reforzar los protocolos de seguridad.

El personal de admisión entregará una mascarilla quirúrgica a todos los pacientes que acudan al Hospital Quirónsalud Marbella (en caso de que no posean una) y se han incrementado los controles diarios de higienización y limpieza en todas las instalaciones tanto en áreas de confluencia pública como en las zonas de uso restringido solo a personal del hospital.

Una de las medidas de seguridad para profesionales y pacientes que requiere una mención especial es la realización de tests COVID-19 a todo el personal sanitario del hospital para poder identificar a diagnósticos positivos y activar el procedimiento de control con celeridad. Es un plan de actuación orientado no solo a proteger a sus profesionales sino también a los pacientes.

En este sentido, y como medida complementaria de seguridad, se ha estipulado realizar tests COVID-19 a todos los pacientes antes de que vayan a someterse a una intervención quirúrgica y a aquellas mujeres gestantes previo al parto.

Todas estas nuevas directrices se completan con el uso de trajes de protección se seguridad específicos (EPI) por parte de personal en los circuitos determinados donde se atienda a persona sospechosa de COVID-19 o con diagnóstico positivo.
 

Área libre de Covid




El inicio de esta nueva fase de reactivación de consultas del Hospital Quirónsalud Marbella viene avalado por la tendencia detectada en el servicio de Medicina Interna, uno de los departamentos de mayor actividad durante el periodo álgido de la pandemia, han precisado.

"Después de unas semanas muy difíciles, donde hemos atendido pacientes ingresados con enfermedad grave por coronavirus y a otros muchos más leves de forma ambulatoria, hemos entrado en un período donde el número de pacientes atendidos es ya muy pequeño", ha explicado el jefe de servicio de Medicina Interna, el doctor Javier Moreno Izarra, quien se muestra optimista ante el nuevo horizonte.

Así, a día de hoy no hay ningún paciente en UCI con COVID-19 "por lo que la situación general está muy controlada", ha añadido el especialista, quien ha agregado que "es fundamental cuanto antes retomar el trabajo asistencial habitual".

Moreno Izarra ha advertido también de que el retraso en las revisiones "puede ser origen de graves consecuencias para la salud: No podemos permitir que por miedos injustificados retrasemos la atención de otras enfermedades que pueden ser, si cabe, tanto o más agresivas que el propio coronavirus".

En opinión del doctor Moreno en el inicio de esta fase de reactivación asistencial en el Hospital Quirónsalud Marbella ha sido fundamental la coordinación multidisciplinar y la colaboración de los distintos servicios.

"La clave ha sido el trabajo en equipo de todos, la excelente coordinación desde la dirección en primer término y la estrecha colaboración con unidades de Urgencias, UCI, Neumología, Medicina Interna y Anestesia así como la asistencia incondicional del resto de unidades del hospital, tanto médicas como quirúrgicas".

El jefe de servicio de Medicina Interna ha subrayado el esfuerzo de otros servicios no asistenciales del hospital: "Tenemos que reconocer públicamente el gran trabajo realizado por las valientes compañeras del servicio de limpieza, (auténticas heroínas en la sombra), por mantenimiento, celadores, auxiliares, técnicos, admisionistas, administrativas. Y, por encima de todos si cabe, el realizado por enfermería en todas las áreas implicadas. Nuestro eterno agradecimiento a todos".

Desde el Hospital Quirónsalud Marbella han destacado que la tecnología "ha sido un aliado para el sector sanitario en esta crisis del coronavirus". "La reacción del centro marbellí ha destacado por su agilidad de adaptación de sistemas, ha sido pionero en el grupo hospitalario en la implantación de la modalidad de consulta por videollamada. Un recurso al que se ha acogido prácticamente la totalidad de los servicios y que se ofrece al paciente junto a la vía tradicional de consulta presencial o la consulta telefónica", han concluido.