La Junta concede una ayuda económica extraordinaria al Banco de Alimentos

La Junta concede una ayuda económica extraordinaria al Banco de Alimentos

La entidad atendía asiduamente a más de 47.000 personas y a raíz de la crisis sanitaria ha incrementado en un 25 por ciento su demanda de ayudas

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, ha previsto una ayuda excepcional de un millón de euros a la Federación de Bancos de Alimentos de Andalucía, Ceuta y Melilla para la provisión y reparto de alimentos a personas en situación de vulnerabilidad a causa del COVID-19.

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, y la delegada territorial Igualdad, Políticas sociales y Conciliación, Mercedes García Paine, han visitado las instalaciones del Banco de Alimentos de la Costa del Sol (Bancosol), una de las entidades beneficiarias de la ayuda que con anterioridad a esta situación atendía asiduamente a más de 47.000 personas y que a raíz de la crisis sanitaria ha incrementado en un 25 por ciento su demanda de ayudas.

Navarro ha destacado que el Gobierno andaluz "es consciente de que la crisis sanitaria derivada de COVID-19 está dando lugar a otra de carácter socioeconómico, que multiplica las necesidades básicas de la población".

"Cada vez hay más familias con insuficiencia de recursos económicos para subsistir y para abordar esta emergencia social es imprescindible optimizar los recursos existentes mediante la colaboración entre las entidades públicas y privadas", ha expuesto en un comunicado.

La representante de la Junta en Málaga ha destacado el "esfuerzo" de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ante esta pandemia "para llegar a los más vulnerables y garantizara los derechos esenciales de los más desfavorecidos".

García Paine, por su parte, ha declarado que "el Ejecutivo andaluz no va a escatimar recursos para mitigar los efectos de la emergencia social entre las personas y colectivos más vulnerables". En ese sentido, ha alabado "la labor de entidades como Bancosol, esencial para hacer llegar alimentos en cantidad suficiente a todas las personas que los necesitan por encontrarse en grave situación de exclusión o en riesgo de exclusión".

Asimismo, ha recordado la colaboración de la Delegación Territorial con las actividades de Bancosol, como la Gran Recogida o la campaña de concienciación Despilfarro Cero, para luchar contra el derroche de alimentos en el hogar y fomentar el consumo responsable.

En el contexto de las medidas que la Junta de Andalucía viene adoptando para cubrir las necesidades básicas de la población, el Gobierno andaluz ha decidido prestar su apoyar económicamente a esta labor, a través de una subvención con cargo al programa presupuestario de 'Acción comunitaria e inserción', de la Consejería de Igualdad.

La Federación de Bancos de Alimentos de Andalucía, Ceuta y Melilla atiende a 380.000 personas en la comunidad mediante las asociaciones que la integran, con implantación en todo el territorio andaluz, a través de 1.600 entidades sociales. Este marco de actuación le permite estar en contacto constante con las necesidades de las personas más vulnerables, valoradas profesionalmente.

Actualmente, esta federación ha visto incrementada su demanda en un 25%, teniendo que realizar repartos de alimentación no previstos, de forma extraordinaria para ayudar a las personas con más dificultades.