CSIF pide que se abra una investigación sobre mascarillas caducadas en la Axarquía

CSIF pide que se abra una investigación sobre mascarillas caducadas en la Axarquía

CSIF Sanidad Málaga ha pedido a la gerencia del Área de Gestión Sanitaria de la Axarquía que abra una investigación y se depuren las responsabilidades pertinentes sobre lo ocurrido en relación a las mascarillas quirúrgicas caducadas.

Así se lo ha trasladado este pasado lunes al gerente en una reunión al respecto, en la que ha advertido de la importancia de investigar lo ocurrido y trasladar un mensaje de tranquilidad a los profesionales, "ante la inquietud que este asunto ha generado".


 

Hasta la fecha, desde CSIF han indicado en un comunicado que han tenido acceso al informe que la Subdirección de Servicios Generales de la Axarquía ha elaborado al respecto, "que recoge que en 2015, por la crisis del Ébola, se recibieron 250.000 mascarillas quirúrgicas, que se vienen usando desde entonces, entre las que se encuentran las de la marca Confort Cover, caducadas desde agosto de 2014".


 

A este respecto, desde este sindicato han pedido a la gerencia "que investigue lo ocurrido con estas mascarillas, que asegura que fueron retiradas hace tres semanas".


 

Del mismo modo, han pedido al gerente del área sanitaria de la Axarquía que, a través de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales del SAS, "se sometan estas mascarillas quirúrgicas a las pruebas pertinentes para valorar su eficacia como barrera protectora, que es el nivel de protección que puede garantizar este producto sanitario en condiciones óptimas".


 

A este respecto, desde CSIF han insistido en que las mascarillas quirúrgicas "son un producto sanitario, no un elemento de protección individual, por lo que no pueden utilizarse para protegerse frente a la COVID-19, como viene alertando en las diversas comunicaciones de riesgo registradas ante el SAS".


 

Este sindicato ha reclamado que se dedique "una mayor atención a las mascarillas de tipo FPP2 y FPP3, que forman parte de los EPI indicados para garantizar la protección de los profesionales ante situaciones de riesgo extremo de exposición al SARS-CoV2, especialmente tras la retirada de varios lotes por falta de eficacia y que han sido empleados por profesionales de centros hospitalarios malagueños".


 

La última de ellas, ha precisado el sindicato en el comunicado, "es la denominada Mascarilla INUAN KN95, procedente de una donación particular, de dudosa eficacia como FPP2 y que está en uso entre los profesionales", apuntando que CSIF ha podido corroborar que "estas nuevas mascarillas dudosas han sido utilizadas en los hospitales Regional y Clínico en Málaga, cuya retirada ha sido ordenada".


 

ÁREA SANITARIA DE LA AXARQUÍA


 

La pasada semana, cuando salieron las primeras críticas sobre mascarillas con fecha de caducidad cumplida, desde el Área Sanitaria Este de Málaga Axarquía quisieron dejar constancia de que "en el momento actual todas las mascarillas que se están utilizando, tanto en el hospital como en los distintos centros de Salud del Área cumplen con las medidas de seguridad reflejadas en los protocolos del Ministerio de Sanidad".


 

Así, señalaron que "las mascarillas que aparecían en dos vídeos --Suremask ConfortCover Ref:13010000-- se tuvieron en el centro hace semanas y fueron suministradas a nuestro centro a través de la Plataforma Logística Provincial, siendo distribuidas a través de los circuitos habituales". Este martes han apuntado que se ha abierto ya una investigación al respecto.


 

Además, el pasado fin de semana indicaron que el uso de material "siempre se ha hecho cumpliendo los protocolos vigentes del Ministerio de Sanidad en lo que respecta a alternativas de uso de material fuera de su vida útil y las situaciones en las que debe usarse".


 

"De esta forma, el Ministerio ha permitido el uso de este material fuera de su vida útil en el inicio de la pandemia, tal y como se establece en el protocolo 'Medidas excepcionales ante la posible escasez de EPI: estrategias alternativas en situación de crisis'", apuntaron, añadiendo que los profesionales en contacto estrecho con pacientes Covid-19 "han contado con mascarillas ffp2 y ffp3 indicadas para esos casos".


 

Del mismo modo, aclararon que en dicho centro "no hemos tenido incidencia alguna relacionada con las mascarillas retiradas por el Ministerio y la Consejería de Salud, por lo que en ningún momento nuestros trabajadores se han visto expuestos a ningún riesgo por el uso de material inadecuado".