La UMA ampliará el número de aulas y sedes para la prueba de acceso

La UMA ampliará el número de aulas y sedes para la prueba de acceso

Se descarta usar instalaciones como pabellones porque la UMA ya cuenta con "centros grandes y vacíos"

La Universidad de Málaga contará con más aulas y sedes para las pruebas de acceso a la universidad (EvAU) con el objetivo de reducir el desplazamiento entre los estudiantes, aunque por el momento descarta el uso de pabellones o instalaciones más grandes.

La vicerrectora adjunta para el Acceso y la Admisión de Estudiantes, Beatriz Lacomba, ha explicado a Europa Press que estas medidas se van a aprobar en comisión el próximo miércoles y se harán públicas el jueves o viernes de la semana que viene "comunicándosela a todos los centros".

Lacomba ha indicado que va a aumentar el número de aulas precisamente debido a las circunstancias derivadas de la pandemia de coronavirus.

Al respecto, ha precisado que los centros donde se realizan las pruebas "en circunstancias normales están ocupados por estudiantes que aun tienen docencia", mientras que en la actualidad se encuentran vacíos, por lo que "con incluso las mismas sedes del año pasado, ya disponíamos de más aulas porque estaban vacías en un espacio que en una convocatoria ordinaria no lo está".

Asimismo, se aumentará el número de sedes, si bien se desconoce todavía cuántas y cuáles serán, ha indicado la vicerrectora, que ha detallado que ya cuentan con el visto bueno de la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía en Málaga para esta solicitud.

Lacomba ha destacado la colaboración entre los equipos directivos de los centros, que "se han puesto a nuestra disposición y están colaborando en todo aquello que le requerimos, de datos, de formación, de aulas, de sitios donde se pueden realizar los exámenes", además del trabajo de la Delegación de Educación.

"Lo que se ha buscado es el menor desplazamiento y generar la menor movilidad; es decir, si creamos una nueva sede, que se creará, en Teatinos, por ejemplo, vamos a mover a centros que ya tenían que ir a Teatinos", ha puntualizado.

Sin embargo, ha pedido cautela, ya que "lo mismo la semana que viene tenemos que dar otra información porque no sabemos cómo evoluciona, lo mismo cuando recibamos el proceso de actuación hay unas medidas que exigen que tomemos otras".

"Pero ahora mismo, con la información de que disponemos, la idea es no generar más tensión al alumnado, que ya lleva bastante, y movilizar las menores sedes posibles y si tenemos que crear subsedes en algunos institutos, que sean cercanas al instituto o del mismo instituto, para que no haya desplazamiento y no se les genere más cambios", ha añadido.

Asimismo, ha explicado que no se baraja usar instalaciones como pabellones porque la UMA ya cuenta con "centros grandes y vacíos", como la Facultad de Medicina, de Derecho o el Complejo Económico y Social.

"Son centros muy grandes con aulas equipadas con material que necesitamos y que saben logísticamente cómo trabajar como sedes de las pruebas, porque lo han sido durante muchos años, y lo nuevo que se puedan crear son subsedes con entorno a 150 alumnos para que la gestión sea lo menos complicada posible, descongestionando un centro que tenía mucho", ha detallado.

Por estos motivos han descartado esa medida por el momento, ya que creen que "le da más seguridad al estudiante y podemos controlar mejor todas esas sedes que no un pabellón gigante".

"Las aulas están acondicionadas, los vocales saben manejarse, tenemos todo lo que necesitamos a nuestro alcance y los equipos directivos están allí, son los sitios donde se examinan de normal institutos o universidades", ha remarcado.
 

Capacidad del aula y otros factores



La vicerrectora ha detallado que además de la capacidad del aula tienen en cuenta otros factores como la ventilación o los puntos de acceso.

El primer día de las pruebas, que es el "más complejo, de más nervios, de más aglomeración", se va a comunicar mediante correo electrónico por qué punto de acceso tendrán que entrar los estudiantes a los centros. En este sentido, "los responsables de sedes ya están en comunicación con los equipos directivos", ha asegurado.

Igualmente, ha indicado que "el primer día solo acudirán los estudiantes que solo se tengan que examinar de materias de acceso, los estudiantes que se pueden presentar a subir nota no tienen que ir el primer día, porque pueden ir el segundo o el tercero en la franja horaria".

También ha destacado que "hay más vocales correctores porque también hay previsión de que haya más estudiantes y se crea una figura que son personas que apoyan en la logística de estas pruebas", que tranquilizan a los estudiantes o los vigilan, ha precisado.
 

Medidas sanitarias



Por otro lado, la vicerrectora ha indicado que se va a solicitar "a quien competa" un protocolo de actuación para las pruebas. "Somos una institución educativa, no podemos regular el tráfico ni controlar a los estudiantes en la calle, ni decidir una medida higiénica", ha subrayado.

"Ha habido cosas que hemos tenido claras desde el principio, y así se ha establecido, que es que hay materias que nos competen en temas de organización y otras medidas que exceden de nuestras competencias, que son fundamentalmente las que hacen referencias a decisiones higiénico-sanitarias y de seguridad", ha señalado.

Por ejemplo, serían medidas en el transporte, los accesos o "los estudiantes en los alrededores físicos de las sedes, porque nosotros los estudiantes cuando los tenemos dentro de las sedes realmente el control es bastante accesible", ha indicado.

"Esa gestión del control, de las distancias que van a mantener o de lo que hagan no nos compete a las universidades, por eso hemos solicitado a las unidades sanitarias y educativas los protocolos competentes y de actuación en medias higiénico-sanitarias y de seguridad", ha incidido.

"Supongo que tendrá que ser en relación con Delegación del Gobierno, los ayuntamientos, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, si fuera necesario que estén patrullando por allí, esas medidas, que nos digan cómo actuar", ha continuado.

En esta línea, ha pedido tranquilidad y ha recordado que "los estudiantes están haciendo un examen: entran al aula, se sientan, están quietos y callados, no pueden salir en una hora y media, se levantarán de uno en uno porque se recogerá el examen y saldrán de uno en uno".

Así, aunque todo esto se gestionará, ha señalado que "hay cuestiones que sí que nos preocupan, como los accesos a las sedes, porque movilizamos a muchos estudiantes: qué ocurre cuando los estudiantes salen de las sedes; tienen una hora de descanso en Andalucía entre examen y examen", ha señalado.